PISA estudia este año el nivel de tolerancia de los jóvenes

60 colegios gallegos participan desde esta semana en la prueba


redacción / la voz

Lectura, Matemáticas y Ciencias. Estas son las pruebas tradicionales de PISA, el examen que cada tres años se realiza en ochenta países de todo el mundo. A estos exámenes se ha sumado el de Competencia Financiera (desde el 2012) y ahora, por primera vez, el de Competencia Global. Unos 1.600 alumnos gallegos de 15 años repartidos en 60 colegios e institutos de la comunidad empiezan esta semana las pruebas, que podrán alargarse hasta finales de mayo.

Cada edición de PISA se centra especialmente, y de forma rotatoria, en un aspecto, y si en la edición pasada fue Ciencias, este le toca el turno a la lectura (en formato digital), pero sin duda la estrella de los análisis será la Competencia Global. Para el diseño de la prueba específica, la OCDE ha contado con el apoyo de Project Zero (grupo de investigación en educación de la Universidad de Harvard).

¿Qué es la Competencia Global? Una disciplina que analizará tres aspectos diferentes y complementarios: habilidades (que engloba el pensamiento crítico, la empatía y la flexibilidad), conocimientos (sobre asuntos globales del mundo y sobre otras culturas) y actitudes (que incluye la capacidad para aceptar a gentes de otras culturas, el respeto que esas personas producen y la responsabilidad hacia el resto de los seres humanos).

Las preguntas que se plantearán a los alumnos son de diferente tipo. Por ejemplo, cuánta ayuda necesita el estudiante para explicar el efecto del dióxido de carbono en el cambio climático («lo puedo hacer fácilmente», «podría con un pequeño refuerzo», «intentaría hacerlo solo» o «no podría hacerlo»). En otro apartado, la idea es que el alumno diga hasta qué punto está de acuerdo con ciertas frases («hay dos lados en cada cuestión y trato de analizar ambos», «pasar meses en otro país podría ser positivo»...) completado con datos del tipo en cuántos idiomas lee el joven o en cuántas lenguas puede saludar a alguien.  

Preparados para el siglo XXI

Se trata, en definitiva, de evaluar la capacidad de los quinceañeros para entender el mundo actual y sus retos, así como su disposición a aceptar al diferente e incluso conocer hasta qué punto esta generación está preparada para trabajar con esas personas que tienen otra cultura, religión o costumbres sexuales.

Los resultados de PISA se conocerán en diciembre del 2019, aunque a finales de este mismo año habrá un balance general.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

PISA estudia este año el nivel de tolerancia de los jóvenes