Xosé Monteagudo, Fernando Aramburu y Ralf Rothmann ganan los Premios San Clemente

El jurado estuvo compuesto por alumnos gallegos y de cinco países europeos


Santiago

Antes de ganar el premio San Clemente, Pierre Lemaitre no sabía mucho de Santiago. En realidad, no sabía apenas nada. El viaje, el encuentro con los jóvenes que escogieron Irène como la mejor novela de literatura extranjera, lo impactó. Porque en la última Feria del Libro de Buenos Aires, una de las mayores citas literarias que existen, hizo referencia a aquellos días de marzo en Compostela. 

Porque el jurado del Premio San Clemente Rosalía-Abanca es especial. Es amplio. Es exigente. Y es el futuro. Está compuesto por los lectores de mañana, por jóvenes de 17 años. Todavía libres de prejuicios. Ayer volvieron a demostrarlo. Adolescentes de once centros escolares de Galicia y de Inglaterra, Francia, Alemania, Portugal y Rusia eligieron a los ganadores de la edición, la número 23. Por abordar «temas que marcan a nosa historia do século pasado», como la emigración, el franquismo, la religión en la educación o la situación de la mujer, Todo canto fomos, de Xosé Monteagudo, ha sido la ganadora en la categoría de novela gallega

.

Más ajustada fue la votación en la categoría de novela en castellano. Al final, por seis votos se impuso Patria, de Fernando Aramburu, el bestseller del año que es capaz de dar una «visión realista de la sociedad vasca y una narración sin tapujos del conflicto» a través de unos personajes «perfectamente definidos». 

El «relato antibelicista» que Ralf Rothmann compone en Morir en primavera se impuso a La guitarra azul de John Banville y a Brújula, de Mathias Enard. Esa decisión, la de premiar una novela que «invita a reflexionar sobre se de verdade hai gañadores nunha guerra» y que cuenta un conflicto mil veces abordado, la Segunda Guerra Mundial, desde una perspectiva mil veces silenciada: la del bando alemán. 

Demostraba esta decisión, Rothmann sobre Banville, que el jurado del Premio San Clemente Rosalía-Abanca es independiente y solo atiende la calidad del contenido. No es la primera vez. Tanto Ubaldo Rueda, director del IES Rosalía, como Isaac González Toribio, responsable de comunicación de Abanca, recordaron aquel cosquilleo cuando Gabriel García Márquez estuvo en las quinielas. No ganó. «Non era a mellor novela», reconoció Rueda, que calificó como una iniciativa «de país» los premios, porque elevan al máximo nivel la literatura gallega, poniéndola a la par de otros universos literarios. Es un premio «patrimonio de Galicia» porque en él se implican institutos de toda la comunidad. Y los autores lo valoran. Que se lo digan al secretario xeral de Política Lingüística, Valentín García, que presenció cómo Lemaitre se llevaba Santiago a Buenos Aires.

xosé monteagudo

«Todo canto fomos»

La novela se teje a través de la conexión de varias historias que van cobrando sentido a medida que avanza una narración en la que se introducen temas que han marcado la historia del siglo XX de este país: la emigración, el franquismo, la religión en la educación, la situación de la mujer y el amor.

fernando aramburu

«Patria»

El «tratamiento y la evolución» de unos personajes «perfectamente definidos», la «visión realista de la sociedad vasca» y la narración del conflicto «sin tapujos» hacen que el jurado haya considerado como mejor novela en español del año al ya bestseller «Patria», de Fernando Aramburu.

Ralf Rothmann

«Morir en primavera»

El jurado ha valorado «un relato antibelicista marabilloso» contado desde la perspectiva del bando alemán «que convida ao lector a reflexionar se de verdade hai gañadores nunha guerra e a ver como toda unha xeración ve os seus soños e esperanzas reducidos a cinzas a causa do furor do combate».

Votación
8 votos
Comentarios

Xosé Monteagudo, Fernando Aramburu y Ralf Rothmann ganan los Premios San Clemente