El horario gallego de bachillerato obliga a cursar la materia de Religión

En centros pequeños es difícil combinar seis horas de asignaturas específicas

.

redacción / la voz

En toda Galicia hay alumnos de bachillerato que tienen que cursar Religión sin querer. No es que el instituto los obligue, pero el diseño horario de la Lomce en Galicia solo tiene la materia religiosa con una hora semanal. Y no es el único problema que tienen que afrontar los bachilleres. Como ya se denunció en octubre, en Galicia se puede cursar el bachillerato de Artes sin tener Dibujo (ni Artístico ni Técnico), y de hecho es imposible cursar las dos materias de Dibujo.

El problema es el mismo: las seis horas semanales destinadas a las materias específicas. El alumno tiene que matricularse al menos de dos de ellas y, si no completa las seis horas, puede echar mano de las asignaturas de libre configuración autonómicas (son dos horas, excepto Religión, de una) o, mejor, de las asignaturas propias del colegio o instituto (una hora semanal). En los centros pequeños no se suelen ofertar materias propias de una hora, porque exige hacer una programación, unidades didácticas, criterios de evaluación... y si no hay diez alumnos interesados (cinco en las zonas rurales, pero siempre con autorización de la Xunta) no se pueden ofrecer.

Sin la opción de la libre configuración propia, a los estudiantes solo les queda combinar las específicas entre sí o añadir alguna de libre configuración autonómica (que debe tener ese mínimo de 5 o 10 alumnos). Si eso ya los limita enormemente, hay que tener en cuenta que deben cursar un mínimo de dos asignaturas específicas, así que la mejor opción es tres materias de dos horas cada una. Pero ahí entran la oferta y los intereses del alumno. Hay una combinación lógica, que es por ejemplo en primero, Tecnología Industrial (3 horas) junto a Robótica (2 horas), una de las estrellas de la Consellería de Educación (hay que recordar que ha repartido kits de robótica e impresoras 3D a todos los institutos de Galicia); pero ambas suman 5 horas y para llegar a las seis necesitan una materia de una hora y, además, específica. ¿Cuál queda? Religión.

Protesta de Anpas Galegas

La agrupación de familias Anpas Galegas lleva tiempo protestando por esta situación, que perjudica especialmente a los alumnos de los centros más pequeños.

Sin embargo, la Xunta dice que «o criterio foi manter a carga horaria o máis similar posible ao currículo anterior, onde as materias común e de modalidade eran de 3 e 4 horas». En cuanto a Religión, «mantívose exactamente a mesma a carga horaria que tiña a Lomce, isto é unha hora semanal». Explican que «os centros teñen que ofrecer a materia de Relixión [lo exige la Lomce] pero non se pode obrigar ao alumno a que a elixan. Os centros teñen autonomía para deseñar os itinerarios que consideren máis axeitados dentro do seu proxecto educativo con materias de 4, 3, 2 e 1 hora, e con iso deben xogar».

Otras comunidades han buscado diferentes soluciones que evitan este problema de encaje horario. El sistema de la Comunidad de Madrid es el más sencillo: todas las materias específicas y de libre configuración son de dos horas semanales, incluida Religión. En Castilla y León, una referencia educativa en España y muy similar a Galicia en distribución, se dividen en materias de 4 y 2 horas, y el alumno tiene que escoger una de cada.

Autorizados este año 28 centros para certificar el conocimiento de idiomas

La Xunta ha autorizado a 28 centros públicos de secundaria a extender la certificación oficial de idiomas de sus alumnos para este curso. Se trata del programa Cuale (Cursos para a Formación Complementaria en Linguas Estranxeiras do Alumnado) y los hay en las cuatro provincias, aunque en Ourense solo son dos: CIFP A Farixa e IES Carlos Casares.

La provincia con más colegios en Cuale es A Coruña: los institutos Fernando Blanco (Cee); Melide; Virxe do Mar, de Noia (para francés); Ribeira (inglés y alemán); Ortigueira; Mugardos; Leixa (Ferrol); Punta Candieira, en Cedeira (para francés e inglés); Fontexería (Muros); y los CIFP Ánxel Casal (A Coruña) y Rodolfo Ucha (Ferrol).

Le sigue la provincia de Pontevedra, con diez. Son los institutos San Tomé de Freixeiro y Teis (Vigo); García Barros, de A Estrada (francés); Ramón María Aller (Lalín); los pontevedreses Frei Martín Sarmiento, Xunqueira II y Luís Seoane, todos en francés, igual que el IES de Poio. Hay además dos centros integrados de primaria y secundaria (CPI), los de Mosteiro-Meis y el Aurelio Rey García (Cuntis).

Finalmente, en Lugo hay cinco institutos: Lama das Quendas (Chantada); Río Cabe, en Monforte (en inglés y francés); Lois Peña Novo (Vilalba); Monte Castelo, de Burela (inglés y francés) y el Fontem Albei (A Fonsagrada).

El conselleiro Román Rodríguez habló hoy en el pleno del Parlamento precisamente del esfuerzo que hace su departamento por «democratizar» la enseñanza de lenguas extranjeras para aumentar la «igualdade de oportunidades» en toda Galicia.

Votación
3 votos
Comentarios

El horario gallego de bachillerato obliga a cursar la materia de Religión