El PP entona el «mea culpa» por apartar a la Filosofía en la LOMCE y plantea que se imparta en ESO y Bachillerato

Prevé que se alarguen los trabajos para el Pacto educativo y no espera un documento hasta enero de 2018

.

El Partido Popular reconoce que se equivocó al permitir que se arrinconara la asignatura de Filosofía en la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) -solo obligatoria en 1º de Bachillerato- y apuesta ahora por introducir esta materia tanto en la educación obligatoria como en Bachillerato.

Así lo ha asegurado la portavoz de Educación en el Congreso de los Diputados, Sandra Moneo, en un encuentro con periodistas, donde ha señalado algunas de las aportaciones que su grupo parlamentario quiere hacer de cara al Pacto Social y Político por la Educación, que pasan por la recuperación de la enseñanza de Filosofía.

«Creemos que en este mundo, cada vez más tecnológico, es importante la formación humanística, con un replanteamiento de la Filosofía. Tenemos que entonar el mea culpa en este sentido», ha indicado la portavoz popular sobre la ordenación académica que su formación quiere modificar de cara a un futuro pacto.

«Entendemos que tiene que tener presencia lógicamente en el Bachillerato, pero también en la enseñanza obligatoria», ha aseverado Moneo, que ha indicado también que el PP va a consultar con los expertos cómo materializar este compromiso en las distintas etapas, es decir, si tiene que ser a través de una asignatura de Ética en secundaria o de Filosofía y ha insistido en que «tiene que estar en la enseñanza obligatoria».

Moneo también ha indicado que la ordenación académica de la LOMCE, con asignaturas troncales, optativas y de libre configuración, no ha servido para «vertebrar» el sistema. Si bien señala que el Estado tiene las competencias «perfectamente definidas» y respeta las competencias autonómicas, la última ley educativa deja un amplio margen a las comunidades autónomas en cuanto a la configuración de las asignaturas. «Habría que replantearse si seguimos con la misma estructura», ha apostillado.

Evaluaciones diagnósticas, no «barreras» al alumno 

Sobre las evaluaciones externas, la portavoz de Educación del PP ha subrayado que su grupo va a ser «flexible» con las propuestas que hagan el resto de fuerzas políticas, siempre que estas pruebas sirvan para hacer una «diágnóstico certero» del sistema educativo y no supongan «barreras» para los alumnos. De esta forma, ha admitido su apuesta por que no tengan efectos académicos, principal crítica a las llamadas reválidas de la LOMCE.

«Hay que redefinir las evaluaciones y para nosotros es más importante que sirvan para garantizar la igualdad de oportunidades entre el alumnado de las distintas comunidades autónomas, que el hecho de que pueda suponer una barrera para los alumnos», ha indicado esta diputada, que cree que la evaluación de la ESO se puede hacer en 3º en lugar de en 4º para detectar antes los problemas. «Vamos a ser flexibles y vamos a estar receptivos», ha apostillado.

Moneo ha mencionado también al profesorado y ha señalado que el pacto estaría «incompleto» si no se aborda su formación, acceso y carrera. En este sentido, ha dicho que el PP apuesta, como otros partidos, por un sistema similar al MIR de los médicos para todos los aspirantes, independientemente de su comunidad autónoma y de dónde vayan a ejercer la docencia e el futuro, si es la pública o privada. Los primeros deberán aprobar además una oposición.

Reforma de la Lomce o una nueva ley

La portavoz popular ha indicado que los trabajos de la subcomisión parlamentaria para el pacto educativo van en el buen camino y que aunque existen notables diferencias entre los grupos que la integran, hay margen para el acuerdo. Asimismo, ha señalado que van a tener que renovar por seis meses más este foro porque hasta julio van a continuar las comparecencias de los expertos. Quedan 16 propuestas por el PP y 20 por el resto de los grupos.

«A partir de verano nos tendremos que poner a trabajar sobre textos y analizar las comparecencias», ha señalado esta diputada que confía en que en enero se presente el documento del Pacto Educativo. «Si va a ser una nueva ley o no, esto vendrá marcado por el acuerdo», ha afirmado, para añadir que desde el PP no van a «poner barreras» a una reforma de la LOMCE.

La portavoz de Educación popular considera que la nueva normativa que surja del pacto debe contener un «compromiso presupuestario», una suerte de «fondo de cohesión territorial» para evitar las «diferencias entre comunidades autónomas» y garantizar así la igualdad de oportunidades de todo el alumnado. En este sentido, es partidaria de no medir la inversión educativa teniendo en cuenta el «gasto por alumno» y no respecto al PIB, como planteó este martes en el Congreso el experto Julio Carabaña.

El artículo 27, la línea roja para el PP

No obstante, ha subrayado que la «línea roja» para su grupo es el artículo 27 de la Constitución Española que garantiza el derecho de todos los españoles a la educación y la libertad de enseñanza y que la defensa del mismo pasa por garantizar la enseñanza concertada. «Nuestra postura es inequívoca en esta cuestión: los padres tiene derecho a elegir el centro educativo».

Moneo ha reconocido que le «preocupa» que en estos momentos «se esté replanteando el propio derecho de los padres» en comunidades como la valenciana o Aragón, donde se están cerrando unidades (aulas) concertadas y que han llevado a miles de personas a protestar en las calles. «Hay que construir sobre los consensos ya alcanzados. Siempre vamos a estar en el lado de los padres y de la Constitución», ha sentenciado.

Votación
9 votos

El PP entona el «mea culpa» por apartar a la Filosofía en la LOMCE y plantea que se imparta en ESO y Bachillerato