«Que o noso alumnado explique o que aprende é un impacto moi positivo»

joel gómez SANTIAGO / LA VOZ

EDUCACIÓN

SANDRA ALONSO

El Politécnico abre sus puertas para mostrar las posibilidades de la FP en la comarca

07 feb 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Más de 500 estudiantes y docentes de ESO y bachillerato de Santiago y comarcas próximas están anotados para pasar hasta el jueves por la tarde por la semana de puertas abiertas del Politécnico. Es el cuarto año que promueven esta iniciativa, explica Manuel Fandiño, orientador del centro. «Organizamos actividades para que se coñeza mellor como é a FP actual, co uso de novas tecnoloxías e ensinanzas atractivas para o alumnado. Porque aínda hai xente que pensa que quen ven a FP só aprende o máis básico. Por iso, cando acoden e ven que se utilizan ordenadores para a diagnose de vehículos, máquinas avanzadas que empregan nas empresas, e comproban traballos que se fan nas aulas e talleres do centro, moitas persoas levan unha sorpresa. Que o noso alumnado explique o que aprende é un impacto moi positivo para quen nos visita», afirma.

El Politécnico cumple así una de las funciones de los centros integrados de FP. Durante el año están abiertos a recibir visitas de centros interesados, pero han decidido organizar una semana específica al año que resulta exitosa, tanto para quienes acuden a visitarles como para su propio alumnado, pues «é unha motivación teren oportunidade de demostrar o que aprenden», manifiesta Fandiño.

Y demuestran muchas cosas. Ayer por la mañana se podía verificar cómo aprende el alumnado, desde a tunear un coche o reparar una vieja moto de alta potencia (en ciclos de Automoción) al montaje de un hogar digital (en Electricidade e Electrónica), con instalaciones por control remoto o efectos especiales en vídeo con la técnica de Chrome key. También a resolver problemas de falta de espacio con una sorprendente puerta corredera, que les enseñan en Soldadura y en Construcciones Metálicas; nuevas posibilidades de la cúpula geodésica, que elaboraron en el ciclo de Madeira e Moble, y siguen perfeccionando, o un banco que fácilmente convierten para uso de una o tres personas, o como cama. Una estufa-coche, experimentos de Química, etcétera. Manuel Fandiño ejercía como un cicerone privilegiado, por su conocimiento global del centro.