Alumnos mediadores para solucionar los conflictos en un colegio de Vigo

Estudiantes del Celso Emilio Ferreiro reciben aprendizaje para arreglar las rencillas y prevenir el acoso escolar


Vigo / La Voz

En el colegio Celso Emilio Ferreiro de Vigo hay un rincón para reconciliarse, un lugar donde los niños arreglan sus problemas y se piden perdón si se han ofendido. Las pequeñas rencillas entre alumnos suelen acabar siempre en este espacio con un abrazo y yéndose a jugar juntos. Esta esquina ubicada junto a la recepción del centro es el lugar donde se resuelven la mayor parte de los problemas habituales que surgen en el día a día entre el alumnado. Es el espacio físico donde se hace visible el programa de mediación entre iguales que el colegio ha puesto en marcha hace dos años y que sirve de modelo a otros centros de la ciudad. Gracias a esta iniciativa, los pequeños conflictos no van a mayores, lo que contribuye a la prevención de la violencia escolar y las situaciones de acoso y a que exista un buen clima de convivencia.

Lo novedoso de esta iniciativa es que son los propios alumnos los que ejercen como mediadores entre sus compañeros. Para ello, el departamento de orientación, que dirige el profesor Ubaldo Ovidio Vázquez Méndez, ha formado a un grupo de voluntarios que se encargan de escuchar a las partes y de proponer un acuerdo para que hagan las paces.

Los mediadores son 20 niños de cuarto, quinto y sexto de primaria. Los más pequeños son aprendices. Observan cómo hacen los mayores para que cuando pasen de curso empiecen a mediar y tomen el relevo a los que ya han pasado de ciclo.

Cada día hay cuatro encargados en activo durante los recreos. Se distinguen de los demás por un chaleco reflectante. «Están con sus amigos y cuando hay un conflicto, los niños acuden al mediador para que les ayude a alcanzar una solución», afirma Ubaldo Vázquez. Siempre siguen unas reglas, un guion preestablecido para no improvisar.

El mediador se presenta a sus compañeros y les dice que va a intentar ayudarles para arreglar su problema y se van al espacio de mediación. No deben posicionarse ni a favor ni en contra de nadie y los que se someten a la mediación tienen que respetar el turno de palabra, no insultar, decir la verdad de lo que pasó y querer resolver el problema. Una vez que han llegado a un acuerdo, el mediador felicita a las partes y todos cubren una hoja exponiendo el motivo por el que han mediado y si alcanzaron una solución. En la pequeña parte de las ocasiones en las que no ha sido posible un entendimiento es cuando interviene un profesor.

Experiencia positiva

Para los niños mediadores se trata de una experiencia muy positiva. «Me gusta la mediación, ayudamos a resolver conflictos entre los compañeros», señala Antón, uno de los alumnos. «Tenemos que ser neutrales, si viene una amiga, no nos podemos poner a su favor», añade Noelia. «A mí me gusta la mediación porque hacemos que no haya peleas en el patio y que no se moleste a la gente», dice Celeste. «Lo que se diga es secreto, no se lo podemos contar a nadie, y si no se arregla vamos adonde el profesor», dice Pablo.

Este sistema, en el que el colegio Celso Emilio Ferreiro es uno de los pioneros, ha despertado un gran interés en otros centros de enseñanza. La asociación de orientadores Faro das Cíes, que aglutina a especialistas de Vigo y su comarca, celebró recientemente un taller en el centro para compartir esta experiencia pedagógica que les ha merecido numerosas felicitaciones por sus excelentes resultados y que forma parte del plan de convivencia puesto en marcha por la Consellería de Educación.

Los datos avalan el éxito de la iniciativa. De los conflictos surgidos a lo largo del pasado curso, un total de 103 fueron resueltos entre los alumnos de primaria, mientras que solo 11 tuvieron que ser analizados por el profesor. La mayor parte de las intervenciones están relacionadas con riñas que se han producido en el patio, seguidas de insultos, enfados entre amigos y problemas por no saber o no dejar jugar.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
5 votos
Comentarios

Alumnos mediadores para solucionar los conflictos en un colegio de Vigo