Estudiantes de Ribeira ganan un certamen mundial de modelado

Antón Parada RIBEIRA / LA VOZ

EDUCACIÓN

Carmela Queijeiro

Los chicos del IES Número Un ya conquistaron otro en Santiago con el que ganaron una impresora para el centro

17 jun 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

«Le aposté a la profesora que si ganábamos un solo premio le daría las llaves de mi casa». Estas palabras pertenecen a Abel Muñiz, estudiante en el IES Número Un de Ribeira, y miembro de la clase de informática que dirige la docente Margarita Saborido. Su equipo de trabajo (Aspaveres) ha resultado ganador del Metrology World League, un concurso a nivel mundial de modelado en tres dimensiones, a través de fotogrametría móvil.

Básicamente, el certamen consistía en la toma de fotografías, mediante un smarthphone y un trípode, de un objeto a su elección que después debería ser escalado en el ordenador, lo que permitiría ser reproducido físicamente con una impresora 3D. Precisamente, esta misma aula se había llevado también el galardón de un concurso similar organizado por el Concello de Santiago a raíz del Día Internacional del Medio Ambiente. Y que les valió una impresora para el centro.

El grupo conformado por Abel Muñiz, Marta Franco, José Manuel Pena y Almudena Pérez recreó unas zapatillas deportivas -en formato bebé- por las cuáles recibirán un móvil de alta gama y una réplica del calzado autografiada por el jugador de la NBA Pau Gasol. Por su parte, el centro adquirirá un equipamiento para su laboratorio y una suscripción a la revista Educación 3.0. «No es solo el premio, se nos abre un abanico de posibilidades que cada vez cobra más importancia», primó Pena de los conocimientos aprendidos, de gran relevancia ante el cariz tecnológico del futuro laboral.

Ganar y aprender

Lo cierto es que la idea inicial de Aspaveres era modelar un módem router, en honor a la actriz y su inventora Hedy Lamarr, pero «el día que nos tocaba esta clase se nos olvidó en casa», confesó Franco sonriendo, a la vez que recordaba las tardes no lectivas que trabajaron codo con codo, o el posicionamiento GPS (condición obligatoria en el concurso) que tuvieron que realizar en el patio un día de vendaval.

«Foi unha experiencia académica única, traballaron un montón de contidos do currículo: manexo de hardware e software, edición de vídeos, aplicación de eixos de coordenadas para escalar obxectos, ata usaron plataformas de música libre», resumió la profesora Margarita Saborido con la satisfacción brillando en sus ojos.

La cuarta edición de un certamen que suma fuerzas

En este certamen promovido por la universidad compostelana, Vodafone, Universia, la Fundación Barrié y BQ participaron 1.348 alumnos de 223 centros educativos, de hasta 37 países distintos. Al podio subieron también estudiantes de San Salvador y Estepa (Sevilla). También se reconoció a equipos de Colombia, México y Argentina. A nivel de Galicia recayó en el IES A Basella (Vilanova).