Así será la acogida de Asturias a los refugiados

Los asilados vivirán primero en alojamientos de una ONG y después en pisos de alquiler. El programa incluye acompañamiento psicológico, orientación laboral y escolarización


Redacción

Los siete primeros refugiados de la crisis Europea que llegarán a Asturias el lunes no son en realidad los primeros. Aunque la frase pueda parecer un acertijo, es totalmente descriptiva. Son los primeros asilados de esta última crisis migratoria pero antes que ellos ha habido miles, procedentes de decenas de países, que huían de guerras, represiones,... Así, estos siete últimos -cuatro iraquíes y dos sirios; cuatro hombres, una mujer y dos menores-, se beneficiarán de un programa que la onegé ACCEM lleva 25 años aplicando. Estos planes incluyen ayuda para el alojamiento, acompañamiento psicológico, orientación laboral, escolarización de los niños, asistencia psicológica, clases de idioma,... En total, pueden pasar hasta dos años enteros bajo el ala del colectivo, en función de cómo vaya su proceso de integración. Así lo explica el responsable de ACCEM en el Principado, Javier Mahía, que destaca el trabajo realizado hasta ahora.

La oenegé dispone de 18 alojamientos en Avilés, 18 en Oviedo, 19 en Gijón y cinco en Siero. Los sierenses están cubiertos, así que los siete refugiados se repartirán entre las plazas de Avilés, Oviedo y Gijón. Tras su acogida, todavía quedarán otras nueve más libres, así que Mahía espera que en próximas semanas el Ministerio del Interior les asigne más asilados. Compartirán programas con otros exiliados acogidos en Asturias procedentes también de Siria y de Irak, además de Egipto, Venezuela, Costa de Marfil, Ucrania, Mali, Palestina y el Sahara. El responsable de ACCEM recita de memoria los orígenes de todos aquellos a los que conoce y con los que trabaja.

El programa, que cuenta con fondos del ministerio, está dividido en tres fases diferentes, con sus plazos. La primera se denomina de acogida, dura seis meses y se establece en torno a los dispositivos de la propia organización. Es decir, los refugiados se alojan en sus establecimientos. Llegan desorientados y necesitan todo tipo de respaldo, educativo, cultural, sanitario,... El primer paso es asesorarles, acompañarles y atenderles. Les ofrecen también clases de español. En la segunda etapa, que puede durar entre seis meses y un año, en función de las necesidades, cambian de alojamiento. Pasan a pisos alquilados con ayudas que canaliza la propia ACCEM y continúan con todos los talleres y los apoyos. El último escalón es el de la autonomía. Puede durar seis meses más. 

La mayor parte de los asilados en el Principado son familias monoparentales, de una madre o padre, con uno o dos hijos. También hay núcleos familiares de cinco o seis miembros, en los que hay varios menores. De algunos países llegan personas solas. Mahína explica que entre estos primeros refugiados de la crisis migratoria europea el perfil es, más bien, de personas solas, sin respaldo familiar. El protocolo, explica el responsable de la oenegé será el mismo que llevan 25 años ensayando con expatriados de todo el mundo que se ven obligados a huir y que recalan en unos brazos amigos, en Asturias.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

Así será la acogida de Asturias a los refugiados