PharmaMar lidera un proyecto nacional que logra seis nuevas moléculas médicas

La Universidade de Santiago patenta un sistema más eficaz para transportar los fármacos a los tumores


redacción/la voz.

Cuatro años de investigación, 33 millones de euros de inversión, más de cien compuestos activos estudiados y la participación de siete empresas biofarmacéuticas, lideradas por PharmaMar, y 30 grupos de investigación. Estos son los grandes números del proyecto NanoFarma, financiado con quince millones por el Ministerio de Ciencia e Innovación dentro del programa Cenit, y del que ayer se presentaron los resultados: 90 patentes y seis moléculas en desarrollo clínico para el tratamiento del cáncer, trombosis, diabetes por vía oral, alzhéimer y glaucoma.

«Constituye un antes y un después en la investigación cooperativa del sector biotecnológico español», aseguró ayer la ministra de Innovación, Cristina Garmendia. En este éxito también han participado dos grupos de la Universidade de Santiago (USC), uno de nanotecnologías aplicadas a los sistemas de liberación de fármacos, de la Facultad de Farmacia, y otro de nanomateriales y biomoléculas activas, de Química.

El equipo de liberación de fármacos trabajó estrechamente con PharmaMar para el desarrollo de un nuevo anticancerígeno cuya indicación todavía no se ha decidido. Fruto de esta colaboración, el grupo de la Universidade ha depositado una patente relacionada con una técnica para la liberación selectiva de nanopartículas hacia las células tumorales, lo que aumenta la eficacia del medicamento, prolonga su acción en el tiempo y evita efectos secundarios.

Más eficaz, menos tóxico

«Desarrollamos un vehículo conductor del fármaco hacia la célula diana, con lo que conseguimos reducir sus efectos tóxicos y mejorar la respuesta terapéutica», explica la investigadora María José Alonso, que en la actualidad también ocupa el cargo de vicerrectora de Investigación de la USC.

Alonso asegura que «los resultados obtenidos han sido muy buenos en investigación preclínica» y que las nanocápsulas creadas para el transporte del principio activo son válidas tanto para el fármaco diseñado por PharmaMar como para otros.

El grupo sopesa ahora la posibilidad de solicitar otras tres patentes o de agrupar sus principios en una única idea y proponer solo uno. En cualquier caso, y según destaca María José Alonso, «generaremos un mínimo de dos patentes».

El programa NanoFarma fue impulsado por un consorcio formado por varias compañías biotecnológicas lideradas por las filiales de Zeltia PharmaMar, Noscira y Sylentis, que sumaron la colaboración de Laboratorios Rovi, Faes Farma, Lipotec y Dendrico. El objetivo final pasa por mejorar las propiedades terapéuticas de los compuestos activos desarrollados por las empresas con el objetivo final de conseguir medicamentos eficaces, seguros, en menos tiempo y a un coste más reducido. NanoFarma recibió el apoyo de treinta grupos de investigación de toda España.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
3 votos

PharmaMar lidera un proyecto nacional que logra seis nuevas moléculas médicas