El malestar y las críticas hacia el Concello arrecian en la Universidad Popular

La Voz

EDUCACIÓN

31 oct 2007 . Actualizado a las 12:04 h.

El malestar en la Universidad Popular es cada vez más evidente tanto entre el profesorado como entre los alumnos debido a una situación, que es es calificada de abandono por parte del Concello.

La falta de director, de jefe de estudios y de un plan de actividades, que habitualmente se aprueba antes de iniciar las clases, ha sumido al centro en la más completa desidia, según el colectivo.

Cuando aún no se cumplen quince días desde la apertura del curso, ya hay profesores que se encuentran en situación de baja laboral, lo que ha acrecentado el malestar por la falta de sustitutos y ha provocado la suspensión de clases.

Información

Una de las críticas que apuntan desde el profesorado es que no está siendo informado de las intenciones municipales, lo que hace que en los últimos tiempos se entere de lo que pasa a través de la prensa.

Tampoco existe unanimidad con el reciente cierre de la biblioteca.

Mientras que para unos es una buena medida cautelar para evitar posibles extravíos en tanto se catalogan los fondos, para otros este trabajo se podría realizar sin necesidad de recurrir al cierre, máxime cuando existe tanta demanda de este tipo de servicios en la ciudad.

Otra circunstancia que ha ocasionado problemas es la matriculación sin fijar previamente los horarios, lo que ha provocado más de una sorpresa entre el alumnado una vez iniciado el curso.

El grupo municipal del PP critica a través de un comunicado la mala gestión del centro, que cuando ya debía llevar funcionando un mes, todavía falta casi la mitad de la plantilla.

Tampoco está de acuerdo con el cierre de la biblioteca, ya que, según la concejala Elvira Larriba, deberían de garantizarse los puestos de lectura, aunque no se pueda acceder a los fondos.

Director

El PP advierte que la crisis del centro se ve agravada por el inicio del curso sin un director con dedicación plena.

En este sentido, el alcalde anunció recientemente que se está estudiando una fórmula que permita nombrar a una persona con cierta estabilidad en el cargo.

La concejala Elvira Larriba sospecha que el gobierno local no tiene claro a estas alturas el programa docente de la Escuela de Artes y Oficios para el actual curso académico, lo que explica los retrasos en algunas asignaturas, al margen de las que no han empezado a impartirse por problemas con las contrataciones.

Larriba no entiende que si para el gobierno local estos estudios tienen gran interés y se pretenden ampliar con dos especialidades más, por otra parte no se contrate a tiempo y de forma regular al profesorado que las impartía.

Ayer la junta rectora celebró una sesión que se prolongó hasta entrada la noche.