Clases particulares para montar una empresa

En directo | Empujón a la cultura emprendedora Doscientos alumnos de FP asistieron a un seminario en el que tomaron buena nota de cómo hacer realidad sus sueños, si estos tienen que ver con la economía


ourense

?on 750 euros bajo el brazo, el título de teleco, algunas ideas, un poco de experiencia y muchas ganas, ocho jóvenes gallegos decidieron, hace dos meses, montar su propia empresa.Cuatro mil euros de capital y mucho esfuerzo han hecho posible el nacimiento de Adianta, una empresa que presta servicios integrales de telecomunicaciones. Tienen dos oficinas, una en Porriño y otra en Ourense, en el Parque Tecnológico de Galicia, donde ocupan un nido. Este tipo de oficina, cada vez más extendido, es fundamental para muchos emprendedores que encuentran en los nidos una instalación a un coste reducido y un puñado de servicios muy útiles en el inicio de una aventura empresarial. Yago Soto es uno de los socios de Adianta y fue una de las voces que se escucharon ayer en el parque, en el día dedicado a la difusión de la cultura emprendedora dentro de la Semana de la Ciencia y la Tecnología. Su intervención sirvió para abrir los ojos a la iniciativa empresarial a dos centenares de alumnos de formación profesional. Estudiantes que nunca imaginaron que crear un negocio propio fuese tan fácil, siendo al mismo tiempo tan difícil. Ayer se dieron cuenta de que la inversión no tiene porque tener muchos ceros -el capital social mínimo exigido es de 3.000 euros- y también de que montárselo, en lo laboral, por cuenta propia, tiene desventajas: más preocupaciones, más riesgos económicos, cierto abandono personal, muchas exigencias legales y trabajo de sobra. Al menos, esas fueron las cuestiones enumeradas por el representante de la recién nacida Adianta que, por supuesto, también animó a los estudiantes con las ventajas: capacidad de decisión, libertad, compromiso, posibilidades de desarrollo laboral... Y más. Los socios aportaron, cada uno, 500 euros para el capital social y otros 250 para los trámites. Así abonaron su propia empresa. Adianta refleja, de algún modo, lo que se cuece en el Parque Tecnológico. Cumple el perfil a la perfección: empresa joven y de base tecnológica. Apenas han pasado unas semanas desde que empezaron a trabajar y ya tienen un aceptable número de clientes. Tienen claro en qué línea deben trabajar para alcanzar el éxito. Ayer se lo transmitieron a un grupo de estudiantes que puede que, en unos años, se conviertan en empresarios. Por eso no les vino mal dejar las aulas por un día para recibir unas atípicas clases particulares.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos

Clases particulares para montar una empresa