Las empresas que no justifiquen las horas extras deben pagarlas según el cómputo del trabajador

La Voz REDA

ECONOMÍA

Rocío Ramos

No pueden negar la reclamación de un empleado sin aportar pruebas del registro horario

14 jun 2024 . Actualizado a las 13:01 h.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha acordado que si una empresa omite aportar documentos válidos sobre el registro de horas extras y nocturnas realizadas por un trabajador lo que debe tenerse en cuenta para el abono de esos excesos de jornada son los cuadrantes aportados por el empleado.

En una sentencia fechada el pasado 8 de abril a la que ha tenido acceso Efe, la Sala de lo Social del alto tribunal madrileño desestima los recursos presentados por el establecimiento de hostelería Ultramarinos Quintín y la empresa Puerta de Alcalá contra un fallo de enero del 2023 del Juzgado de lo Social número 8 de Madrid, y ratifica que deben abonarle 4.218 euros.

Entre las dos empresas y el trabajador, primero contratado por Ultramarinos Quintín y posteriormente subrogado a Puerta de Alcalá, había una discrepancia sobre el número horas extras y nocturnas realizadas en el 2020.

Para reclamar el pago, el trabajador pidió a las empresas que aportaran sus cuadrantes, así como el fichaje de la máquina de registro horario instalada en el restaurante, pero estas hicieron caso omiso y no entregaron al juzgado las pruebas requeridas, sin justificar por qué.

Esa negativa es suficiente, a juicio de los magistrados, para estimar probadas las alegaciones del empleado respecto de los excesos de jornada en relación con los períodos en los que no existen fichajes aportados, según entendió en primera instancia el juzgado de lo Social y ahora avala el TSJ.

Las empresas alegaban que las horas de entrada y salida del empleado no son compatibles con las que resultan del cuadro de jornadas disponible para los empleados vía WhatsApp o en los restaurantes.

En dichos cuadrantes, unos días consta la prestación de servicios por más de 8 horas (nunca más de 8 horas y media), en otras no consta fichaje a la salida, y en otros consta prestación de servicios por menos de 8 horas, cómputo que no concuerda con lo declarado por el empleado.

Ultramarinos Quintín y Puerta de Alcalá impugnaron lo sostenido por el camarero, pero no aportaron ningún documento ni ratificaron sus argumentos, por lo que estos no tienen valor probatorio.