El parque francés de Iberdrola con acento gallego ya produce energía en aguas de la Bretaña

Beatriz García Couce
Beatriz Couce REDACCIÓN

ECONOMÍA

Las «jackets» del parque francés fueron construidas en el astillero de Fene
Las «jackets» del parque francés fueron construidas en el astillero de Fene IBERDROLA | EUROPAPRESS

Las estructuras de sujeción de los aerogeneradores fueron fabricadas por Navantia y Windar

28 may 2024 . Actualizado a las 18:26 h.

Es el primer parque eólico marino de Iberdrola en Francia y el segundo del país, y lleva acento gallego. El recinto de Saint Brieuc -de 496 megavatios de potencia- ya está operativo. Las estructuras de sujeción de los aerogeneradores, las jackets y los pilotes, fueron fabricados por Navantia y Windar, las primeras en el astillero de Fene, y los segundos, en Avilés. 

Iberdrola invirtió 2.400 millones de euros en la ejecución del recinto, formada por 62 máquinas, de 8 megavatios cada una. Situado a 16,2 kilómetros de la costa bretona, Saint Brieuc produce unos 1.820 gigavatios hora (GWh) al año renovables y libres de emisiones, lo que equivale al consumo anual de electricidad de 835.000 personas, o lo que es lo mismo, una población superior a la de Valencia, o el 9% del consumo total de electricidad de Bretaña.

La energética presidida por Ignacio Sánchez Galán destaca el impacto del contrato en la industria francesa y española. Para la alianza formada por Navantia y Windar supuso un encargo de 350 millones, el de mayor importe sellado hasta entonces. Las firmas abrieron además unas instalaciones en el puerto de Brest, en donde fabricaron parte de las estructuras.

Saint Brieuc es el cuarto parque eólico marino desarrollado, construido y explotado por Iberdrola en el mundo, tras West of Duddon Sands (Mar de Irlanda, 389 MW), Wikinger (Mar Báltico, 350 MW) y East Anglia One (Mar del Norte, 714 MW), que forma parte del complejo East Anglia Hub, que, a su vez, con tres proyectos contará con una capacidad instalada total de 2.900 MW.

Iberdrola también ha iniciado la construcción de Baltic Eagle (476 MW) en Alemania, East Anglia 3 (1,4 GW) en el Reino Unido y Vineyard Wind 1 (806 MW), su primer parque eólico marino de Estados Unidos. 

Navantia y Windar cuentan con pedidos para fabricar monopilotes para algunos de estos parques.