Manuel Galdo, presidente de Afigal: «Nuestra finalidad es que ningún proyecto viable se quede sin financiación»

M. MEIZOSO REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

GONZALO BARRAL

La sociedad de garantía recíproca concede avales a pymes, emprendedores y autónomos. En el 2023 formalizó más de 700 operaciones

16 may 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

«Afigal ni presta directamente ni capta depósitos, lo que hace es conceder avales para que empresas, pymes y autónomos puedan conseguir financiación». Así sintetiza Manuel Galdo, presidente de la entidad, la misión de la sociedad de garantía recíproca que encabeza desde el 2023. Precisamente, el pasado ejercicio, la entidad alcanzó los 12.751 socios y formalizó 739 avales por 65,5 millones de euros.

—Para beneficiarse de sus líneas de financiación, ¿es necesario asociarse?

—Por un lado, tenemos socios protectores que son fundamentalmente entidades financieras y Administraciones públicas. Por el otro, están los socios partícipes que son las diferentes empresas que forman parte de su accionariado. Y sí hay que ser socio para tener el aval de Afigal. No obstante, para ello tan solo hacen falta los 120 euros con los que compras una participación. El capital es variable y en el momento en que se cancela el aval se puede recuperar la aportación.

—¿Qué tipo de operaciones ofrecen?

—La principal es el aval financiero a pequeñas empresas y autónomos que, en un momento determinado, necesitan financiación para sus inversiones o para circulante, que es el grueso de nuestra actividad. También tenemos los avales técnicos. Esto se da, por ejemplo, cuando una empresa quiere presentarse a una licitación pública y necesita una garantía. La tercera línea son los préstamos Aquisgrán. Se trata de financiación complementaria a la bancaria que es un producto exclusivo de las sociedades de garantía recíproca como la nuestra. Es una financiación que se hace a través de un fondo que es el que concede los préstamos y que avala la sociedad de garantía recíproca al 100 %.

—Tienen en marcha el plan estratégico 2023-2025. ¿Qué objetivos se han marcado?

—Es la hoja de ruta con la que, principalmente, queremos incrementar el conocimiento que tienen las empresas y los autónomos de Afigal. Hemos creado una dirección comercial para reforzar esa parte. También hemos abierto una nueva oficina en Carballo para atender a esa zona. Además, en el 2025 queremos llegar a los 1.000 avales concedidos en un ejercicio y que el riesgo vivo alcance los 300 millones de euros. Otro reto es seguir atendiendo las necesidades que genera el mercado. Actualmente, el 40 % de nuestros avales van a emprendedores, y queremos seguir manteniendo esas ratios de apoyo. Nuestra finalidad es que ningún proyecto viable se quede sin financiación por falta de garantías.

—¿En qué sectores detectan más necesidades?

—El sector servicios es el que más demanda avales a Afigal, aproximadamente representan un tercio de los que estamos concediendo en este momento. El segmento del comercio es el segundo y le siguen, a continuación, la industria, la construcción y la agricultura.