Puig anuncia su intención de salir a Bolsa para captar más de 2.500 millones de euros

La Voz REDACCIÓN / EUROPA PRESS

ECONOMÍA

Mireia Rodríguez

La compañía de cosmética, que opera bajo marcas como Carolina Herrera o Paco Rabanne, facturó 4.304 millones de euros en el 2023

08 abr 2024 . Actualizado a las 11:07 h.

La firma centenaria de cosmética Puig -que opera bajo marcas como Nina Ricci, Carolina Herrera y Paco Rabanne y es accionista mayoritario de Jean Paul Gaultier-? ha anunciado este lunes su intención de salir a Bolsa para captar más de 2.500 millones de euros mediante una oferta pública de venta de acciones (OPV) de nueva emisión dirigida a inversores cualificados y otra oferta de venta de acciones ya existentes.

En concreto, Puig ha informado de que tiene intención de solicitar la admisión a cotización de sus acciones en las Bolsas de Valores de Barcelona, Madrid, Bilbao y Valencia y su negociación en el mercado continuo.

La oferta consistirá en una OPV de acciones de clase B de nueva emisión con el objetivo de captar aproximadamente 1.250 millones de euros, y una oferta de acciones existentes de mayor importe que realizará el accionista mayoritario de la sociedad, Puig, controlada por Exea, la sociedad patrimonial de la familia Puig.

Tras la oferta, el clan conservará una participación mayoritaria y la gran mayoría de los derechos de voto de la sociedad.

Goldman Sachs y JP Morgan SE actuarán como coordinadores de la oferta, mientras que Banco Santander, BofA Securities Europe, BNP Paribas y CaixaBank canalizarán las operaciones.

Por su parte, BBVA y Banco de Sabadell actuarán como colíderes de gestión y junto a los anteriores, constituirán lo que Puig ha denominado «gestores» en el marco de la oferta.

Puig concederá a Goldman Sachs, actuando como agente de estabilización, una opción de compra, en nombre de los «gestores», de acciones de sobre-adjudicación de hasta el 15% del tamaño de la oferta.

Fondos para inversiones estratégicas y refinanciar compras

La compañía utilizará los ingresos netos de la captación de fondos para fines corporativos generales como la refinanciación de las adquisiciones de participaciones adicionales en Byredo y Charlotte Tilbury y la financiación de cualquier inversión estratégica futura y gastos de capital.

El capital social de Puig se compone de acciones de clase A y acciones de clase B. Cada una de las acciones de clase A confiere cinco votos y cada una de las acciones de clase B confiere un voto. Cada acción de clase B confiere los mismos derechos económicos que cada acción de clase A.

Además de la oferta propuesta, como parte de la contraprestación que debe pagar la sociedad por la adquisición a algunos accionistas minoritarios de sus respectivas participaciones adicionales en Byredo y Charlotte Tilbury, Puig emitirá cierta cantidad de acciones de clase B para su suscripción por dichos accionistas minoritarios.

Estas acciones de clase B de nueva emisión serán adicionales a la oferta de nuevas acciones emitidas en la OPV y se suscribirán al precio final de la oferta, pero sin formar parte de ella.

El proceso de aprobación del folleto de la oferta por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) está en curso e incluirá todos los detalles de la misma y el calendario previsto.

Puig ha informado de que Linklaters es su asesor legal en la oferta y Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, y Davis Polk & Wardwell son los asesores legales de los «gestores».

Goldman Sachs, antes de asumir el papel de coordinador global de la oferta, actuó como asesor financiero exclusivo de Puig para la revisión de posibles alternativas para abrir su capital a nuevos inversores, incluyendo una oferta pública de sus acciones.

Marc Puig: un «paso decisivo» en la historia de la compañía

«El anuncio de hoy es un paso decisivo en los 110 años de historia de Puig [...] Creemos que el equilibrio de ser una compañía familiar que al mismo tiempo está sujeta a la responsabilidad del mercado nos permitirá competir mejor en el mercado internacional de la belleza durante la próxima fase de desarrollo de Puig. Además, creemos que convertirnos en una compañía cotizada alineará nuestra estructura corporativa con la de las mejores compañías familiares del sector de la Belleza Premium a escala mundial, nos ayudará a atraer y retener talento y respaldará la estrategia de crecimiento de nuestro porfolio y nuestras marcas», ha destacado Marc Puig, presidente ejecutivo de la compañía.

Puig, fundada en el año 1914, se dedica en los segmentos de fragancias y moda, maquillaje y cuidado de la piel. Con sede en Barcelona, opera en 32 países con 17 marcas, entre las que destacan, en términos de ingresos, Rabanne, Charlotte Tilbury y Carolina Herrera.

La compañía facturó 4.304 millones de euros en 2023, un 19% más que en el 2022, con un crecimiento de dos dígitos en todos los segmentos y regiones, superando sus propios objetivos.