El Gobierno archiva el proyecto de parque eólico Huracán de Greenalia

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

AGOSTIME / EUROPA PRESS / CONTAC | EUROPAPRESS

La compañía tenía previsto su despliegue en los municipios de Brión, Noia, Lousame y Rois

13 feb 2024 . Actualizado a las 15:29 h.

El Ministerio para la Transición Ecológica ha archivado el proyecto del parque eólico Huracán que Greenalia tenía previsto desplegar en los municipios coruñeses de Brión, Noia, Lousame y Rois. 

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este martes la resolución adoptada el pasado 1 de febrero por el que la Dirección General de Política Energética y minas desestima la solicitud de la compañía para recibir la autorización administrativa y la declaración del proyecto de utilidad pública. El parque en cuestión iba a contar con una potencia de instalada de 56 megavatios (MW).

Greenalia todavía no ha agotado la vía administrativa. Dispondrá del plazo de un mes para presentar un recurso de alzada ante la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen. 

Según los hechos descritos, la empresa solicitó el 17 de septiembre del 2020 la autorización del parque eólico. Una vez admitida a trámite, se procedió a la evaluación de impacto ambiental. El inicio se demoró hasta el 31 de marzo del 2022. La Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental emitió el 18 de enero del 2023 una resolución en la que aseguró no contar «con elementos de juicio suficientes para formular una declaración de impacto ambiental», procediendo al archivo del expediente

El proyecto, que había obtenido permisos de accesos a la red de transporte de electricidad, vio revocada esa autorización el 15 de junio del 2023, cuando Red Eléctrica de España (REE) comunicó al Ministerio que esos permisos de acceso y conexión del parque Huracán habían caducado. Se había excedido el tiempo legal para obtener una DIA favorable. 

«Inactividad» de las Administraciones Públicas

Greenalia presentó sus alegaciones el 13 de noviembre del 2023 en las que recordó que el 28 de febrero de ese mismo año había interpuesto un recurso contra la decisión de archivar el parque por considerar que era contraria a Derecho. Y aún estaba pendiente de resolución. Además, la promotora responsabilizó a la Administración de no llegar a tiempo con los permisos: «El incumplimiento del hito administrativo se debe a la inactividad de las Administraciones Públicas, que ha impedido continuar adelante con el proyecto y, por ende, a una causa no imputable en modo alguno a la Sociedad». 

Entre estudios, rechazos administrativos  y recursos, ya se había excedido el tiempo legal y eso hizo que el parque perdiera finalmente su conexión a la red.