Última hora
El Congreso rechaza la ley del PSOE contra el proxenetismo

El alza del IVA al 10 % encarecerá en dos euros la factura de la luz

R. c. MADRID / COLPISA

ECONOMÍA

Una torreta con tendido eléctrico
Una torreta con tendido eléctrico ALBERTO LÓPEZ

La retirada gradual de las rebajas impositivas en electricidad y gas incrementarán el coste al consumidor

28 dic 2023 . Actualizado a las 20:18 h.

La recuperación gradual de los impuestos sobre la energía encarecerá la factura de la luz. En concreto, la subida del IVA desde el 5 % actual al 10 % a partir del 1 de enero en la electricidad encarecerá la factura unos dos euros al mes, 25 euros al año, en promedio, según los cálculos realizados por Selectra.

El Consejo de Ministros aprobó el miércoles, en su última reunión del año, un real decreto ley donde actualiza o prorroga algunas de las medidas para paliar las consecuencias económicas y sociales de los conflictos en Ucrania y Oriente Próximo. En ese decreto, que ayer publicó el Boletín Oficial del Estado, se incrementa al 10 % el IVA sobre la factura de la luz para todo el 2024, pero aún está lejos del tipo general, del 21 %, que tenía antes de la crisis.

Tomando como referencia una vivienda que consume unos 190 kilovatios hora (kWh) al mes, a 0,12 euros/kWh —precio del mercado libre—, el incremento del IVA anualmente significaría un aumento aproximado de unos 25 euros, pasando de pagar unos 510 euros anuales a 534,29 euros.

En el caso de un retorno del IVA al 21 %, tipo al que se encontraba antes de las medidas adoptadas desde verano del 2021 para hacer frente a la escalada de precios de la energía, la factura de la luz costaría unos seis euros más al mes y supondría unos 78 euros al año adicionales a lo que se paga actualmente.

El Gobierno ha decidido retirar de «manera gradual» los alivios fiscales a la electricidad y al gas natural que estaban vigentes, en muchos casos desde verano del 2021, como la bajada del IVA de la electricidad —que pasó del tipo general del 21 % al actual 5 %—, del impuesto sobre la producción eléctrica —que era del 7 % y actualmente está suspendido— y la eliminación del impuesto especial eléctrico —ahora en el 0,5 %, frente al 5,1 %—.

En concreto, en el caso de la electricidad, el impuesto sobre el valor añadido (IVA) se situará en el 10 % durante todo el 2024; el impuesto especial de la electricidad (IEE) estará en el 2,5 % durante el primer trimestre del año y en el 3,8 % durante el segundo; y el impuesto sobre el valor de la producción de la energía eléctrica (IVPEE) tendrá un tipo del 3,5 % hasta marzo, pasando a tener un 5,25 % hasta junio del año que viene.

El Ejecutivo destacó que la recuperación progresiva de los tipos habituales de los impuestos pretendía facilitar a los hogares asumir el incremento del coste energético asociado al invierno y, a la vez, velar por la salud de las cuentas públicas. Y es que el Gobierno pretende rebajar el déficit en el 2024 hasta el 3 %, anticipándose en el cumplimiento de la disciplina fiscal que fija Bruselas y que, por el impacto económico de la pandemia y la guerra de Ucrania, quedaron suspendidas, para reactivarse en el ejercicio a punto de estrenarse.