La huelga en Amazon este «cibermonday»: 5.000 trabajadores se han sumado a los paros

La Voz REDACCIÓN / EFE

ECONOMÍA

David Borrat | EFE

El sindicato y la multinacional alcanzaron un acuerdo en la madrugada del sábado para evitar que se extendiera a 20.000 empleados

27 nov 2023 . Actualizado a las 13:04 h.

Comisiones Obreras (CC.OO.) ha asegurado que los 5.000 trabajadores de Amazon Road Transport Spain, donde se engloban los centros de distribución más pequeños de la compañía, están siguiendo de manera mayoritaria los paros parciales convocados para este lunes (ciberlunes o cibermonday), mientras que el gigante tecnológico no ha dado datos de seguimiento.

Fuentes sindicales han confirmado que se está produciendo «un seguimiento mayoritario» de los paros parciales en la última hora de trabajo de cada turno, entre las 00:01 horas del 27 de noviembre y las 2:00 horas del 28 de noviembre.

Estos paros únicamente afectan a los centros de distribución más pequeños de las ciudades y no a los grandes espacios logísticos, después de que el sindicato desconvocara la huelga parcial en Amazon Spain Fulfillment, donde se engloban estos últimos, tras llegar a un acuerdo con la compañía.

En total son unas 5.000 personas las convocadas a la huelga, según fuentes del sindicato, que reconocen la dificultad de contar con cifras exactas de seguimiento debido a que hay multitud de turnos y la mayoría de los centros no cuentan con representación sindical.

Aún así, desde el sindicato destacan el seguimiento del 90% en el turno de noche en Barcelona.

Por su parte, Amazon tampoco ha ofrecido cifras de seguimiento y se ha remitido al comunicado de este pasado fin de semana, en el que aseguraban que la inmensa mayoría de sus equipos continuarían trabajando «con normalidad» y, por ello, no preveían que se produjera ningún impacto para los clientes del gigante del comercio electrónico.

CC.OO. y Amazon llegaron durante la madrugada del sábado a un acuerdo por el que el sindicato desconvocó parcialmente los paros en los centros de trabajo de la compañía, en la que era la primera huelga que se convocaba a nivel nacional en la tecnológica y a la que estaban llamados unos 20.000 trabajadores.

Concretamente, el sindicato canceló la huelga que afectaba a los grandes espacios logísticos, pero mantuvo los paros parciales en los más pequeños, al argumentar que la propuesta empresarial «no alcanzaba a cubrir las necesidades mínimas del personal» por sus características y circunstancias.