Un entrenador de categorías inferiores se considera «deportista profesional» a efectos de un despido

c. p. REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA · Exclusivo suscriptores

JUAN CARLOS HIDALGO | EFE

Los jugadores «amateurs» deben considerarse de igual modo si perciben retribuciones regulares de la misma cuantía por sus servicios

09 nov 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

No importa en qué categoría desempeñe sus labores: un entrenador de baloncesto, fútbol o hockey es un «deportista profesional». No es un trabajador cualquiera. Ha de estar sujeto al real decreto 1006/1985, del 26 de


Contenido exclusivo para suscriptores
Continúa leyendo con un 74% dto.
OFERTA FLASH 1,50 €/mes Durante 1 año(pago único anual) Suscríbete