La justicia europea determina que las bicis eléctricas no están sujetas al seguro obligatorio de vehículos automóviles

La Voz

ECONOMÍA

MARCOS MÍGUEZ

El TJUE dicta que, a pesar de contar con un motor para el pedaleo asistido, no se acciona exclusivamente por fuerza mecánica como los coches o camiones

12 oct 2023 . Actualizado a las 13:21 h.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictado este jueves que las bicicletas eléctricas no son un vehículo sujeto a la obligación de contar con un seguro de responsabilidad civil derivada de la circulación automóvil porque, a pesar de contar con un motor para el pedaleo asistido, no se acciona exclusivamente por fuerza mecánica. El fallo responde a una cuestión prejudicial de un tribunal belga a raíz del caso de un ciclista que falleció por las graves heridas sufridas en un atropello cuando circulaba por la vía pública en una bicicleta eléctrica.

En el proceso para establecer un posible derecho a indemnización se planteó si una bicicleta con pedaleo asistido debe ser considerado vehículo puesto que el motor solo ofrece asistencia y se activa únicamente después de emplear la fuerza muscular, ya sea mediante pedaleo o empujándola.

De su calificación jurídica depende de si la víctima podía solicitar una indemnización como usuario vulnerable de la vía pública o no, al ser considerado vehículo automóvil, en el sentido en que figura en la directiva europea sobre responsabilidad civil derivada de la circulación de vehículos automóviles.

En su sentencia de este jueves, el alto tribunal europeo apunta que la directiva no precisa si la fuerza mecánica debe desempeñar un papel exclusivo en el accionamiento de un vehículo, pero sí se refiere al «seguro de vehículos automóviles», una expresión que «tradicionalmente se refiere» en lenguaje corriente, al seguro de responsabilidad civil derivada de la circulación de máquinas que se desplazan exclusivamente por medio de una fuerza mecánica como son los coches o camiones.

Así, añade que el objetivo de la norma comunitaria es proteger a las víctimas de accidentes de tráfico causados por vehículos automóviles y ello no exige que las bicicletas con pedaleo asistido estén comprendidas en el concepto de vehículo que recoge la directiva.

A ojos del Tribunal con sede en Luxemburgo, una bicicleta eléctrica, que puede acelerar sin pedaleo hasta una velocidad de 20 km por hora, pueda causar a terceros daños comparables a los de una motocicleta, coche o camión.