La Xunta pagará en abril el complemento de 218 euros a las pensiones no contributivas

Xosé Vázquez Gago
Xosé Gago SANTIAGO

ECONOMÍA

Sandra Alonso

Más de 37.000 gallegos perciben esa prestación, cuyo importe se ha incrementado en un 6 % desde el año pasado.

09 mar 2023 . Actualizado a las 19:06 h.

La Xunta empezará a pagar en las primeras semanas de abril el complemento autonómico de las pensiones no contributivas, que este año ascenderá a 218 euros.

El complemento se ha incrementado en un 6 % con respecto a su importe del año pasado, explicó el presidente, Alfonso Rueda, tras el consello de la Xunta. El Gobierno gallego invertirá en total ocho millones de euros en la prestación.

Rueda recordó que hay unos 37.200 gallegos que perciben una pensión no contributiva. El complemento está dirigido a los pensionistas de jubilación e invalidez en su modalidades no contributivas, personas ancianas o enfermas con incapacidad reconocida para el trabajo beneficiarias de ayudas periódicas, y también personas con discapacidad que perciben el subsidio de garantía de ingresos mínimos.

El abono del complemento se resolverá en su totalidad en abril. El titular de la Xunta recordó que se ejecutará mediante un pago único que la Administración tramitará de oficio a todos los beneficiarios que cumplan con los requisitos «sen necesidade de solicitala nin levar a cabo ningún trámite».

Rueda recordó que «Galicia foi pioneira» en la aplicación del complemento a la pensiones, y destacó que la prestación se mantenga, que se haya prestado de forma ininterrumpida durante los últimos años y que se siga ajustando a la subida de los precios. Todo ello a pesar de que que en otras comunidades todavía no existe, ya que no es una subvención obligatoria, sino que su puesta en marcha depende de la decisión de los gobiernos autonómicos.

El adelanto de fechas

La subida del complemento, añadió el titular del Gobierno gallego, se enmarca en el aumento del presupuesto aprobado este año para las políticas de inclusión social, que ha crecido en un 25 % con respecto al ejercicio anterior. Con os fondos extra no solo se ha mejorado el importe de la ayuda a las pensiones, sino que también se ha incrementado la cuantía de la Risga en un 8 %, las ayudas de inclusión social (AIS) y el bono social térmico pasado de 100 a 150 euros, señaló.

Además de aumentar la cuantía, la Xunta también ha adelantado la fecha de cobro del complemento en seis meses. Esa decisión se anunció el pasado noviembre, solo unas semanas antes de que los pensionistas cobrasen la anualidad del 2022 de esa ayuda. El objetivo del Gobierno gallego haciendo casi coincidir las subvenciones de ambos ejercicios era paliar el impacto de la inflación entre las pensiones más bajas.