El 52 % de las empresas gallegas creen que aumentará su facturación en el 2023

David García A CORUÑA

ECONOMÍA

El vicepresidente de la Xunta, Francisco Conde, en la presentación del informe «Retos y perspectivas de inversión en Galicia para el 2023» en Palexco
El vicepresidente de la Xunta, Francisco Conde, en la presentación del informe «Retos y perspectivas de inversión en Galicia para el 2023» en Palexco CESAR QUIAN

Un informe concluye que las compañías son menos optimistas sobre la evolución económica, mientras que los fondos de inversión ven en la biotecnología, el forestal y las renovables como los sectores con mayor potencial

24 ene 2023 . Actualizado a las 12:16 h.

El 52 % de las empresas gallegas que participaron en un estudio sobre aspectos económicos consideran que su facturación aumentará durante este año, mientras que el 12,7 % prevén que sus ingresos caerán. Es una de las principales conclusiones del informe presentado este martes en A Coruña por BDO, firma de consultoría, que realiza este análisis de manera anual. En esta línea, el 6,3 % de las compañías gallegas que participaron en el estudio consideran que tendrán una «mala evolución», según trasladó Jorge Montoya, socio de BDO.

Este estudio, titulado Retos y perspectivas de inversión en Galicia para 2023, se divide en dos ámbitos, el de las empresas y los fondos de inversión. Entre las primeras existe una «moderación del optimismo respecto al año pasado» sobre la evolución económica para este año y cuatro de cada diez entienden que la situación económica de Galicia «va a ser mala», mientras que el año pasado solo lo opinaba un 13 %.

De cara al futuro, el 68 % de las empresas gallegas que participaron en el informe advierten de que la situación actual «favorecerá la concentración» empresarial, mientras que la mitad entienden que será necesario tener «más tamaño» para poder competir con garantías en el mercado. Las conclusiones del estudio, encabezadas por el lema Afrontando la incertidumbre, también incluyen que el 60 % de las compañías de la comunidad creen que «España entrará en recesión», mientras que el 55 % de los fondos de inversión encuestados auguran dos trimestres consecutivos de caída del PIB español.

Sobre los principales elementos que afectarán a la economía gallega y, por lo tanto, a la evolución de las empresas, las compañías señalan en primer lugar la disrupción en la cadena de suministros, mientras que para los fondos de inversión este sería el tercer elemento por detrás de la inflación y los costes energéticos.

El informe elaborado por BDO también destaca que todos los fondos tienen intención de invertir en Galicia, pero solo el 25 % lo hicieron durante el 2022, de ahí que haya un «reto entre lo que quieren hacer y lo que hacen», indicó Montoya. La fuerte especialización, la vocación exportadora y el carácter familiar son los puntos fuertes de las empresas gallegas para atraer a estos fondos, aunque la cantidad total invertida no se corresponde con el peso de Galicia en el PIB nacional. Esta menor inversión se explica a través de tres factores: el tamaño de la empresa, la falta de atractivo y la escasez de oportunidades.

Los fondos de inversión siguen apostando principalmente en Galicia por alimentación, salud y deporte y TIC como los sectores de mayor interés, mientras que la biotecnología, el forestal y las energías renovables son los que tienen más potencial. Otra conclusión destacada del informe es que más de la mitad de las empresas gallegas creen que será necesaria refinanciación y que se requerirá refinanciar deuda o conseguir una adicional.

El conselleiro de Economía, Industria e Innovación, Francisco Conde, destacó que los «puntos fuertes» incluidos en el informe permiten afrontar el futuro con «mayor optimismo», una tendencia beneficiada por aspectos como el récord de exportaciones durante el 2022 y la capacidad de atracción de empresas. Otro de los puntos fuertes de la economía gallega es la «interpretación acertada» que están realizando las compañías en lo que se refiere al desarrollo de planes de transición energética. Aquí, Conde aludió a la importancia de proyectos como la participación de Galicia en la red europea de transporte de hidrógeno, para lo que se está realizando un posicionamiento desde hace años a través de entidades como Reganosa, indicó. Otra de las fortalezas de las firmas gallegas es el carácter familiar y la especialización, indicó el conselleiro.

Además, el vicepresidente primero del Gobierno gallego destacó algunas ventajas que tiene Galicia para atraer inversiones, como es contar con una «Administración volcada en el acompañamiento al tejido industrial en la tramitación de proyectos», ya que la «principal preocupación de los inversores son los plazos». La apuesta por la innovación, el desarrollo de proyectos de energías renovables y un «clima de estabilidad» son otros de los aspectos que favorecen el atractivo del empresariado gallego.

La jornada de presentación del informe, celebrada en Palexco, también contó con la intervención de Alfonso Osorio, presidente de BDO en España, quien destacó que Galicia «tiene algunos indicadores por encima de la media nacional». Además, se llevó a cabo una mesa redonda con la participación de Fernando Guldrís, director general del Igape, Carmen Lence, presidenta de Grupo Lence, Juan Cambeses, director de Moira Capital Partners, y Pelayo Novoa, socio de BDO.