La factura eléctrica da un breve respiro a los consumidores

F. F. LA VOZ

ECONOMÍA

Eloy Alonso | EFE

Una familia media con contrato en el mercado regulado pagó en noviembre el recibo más bajo en año y medio

01 dic 2022 . Actualizado a las 16:57 h.

Noviembre se ha despedido concediendo un respiro a los consumidores de electricidad con un abaratamiento de la luz, que encadena así tres meses seguidos a la baja.

José Luis Sancha, experto en mercado eléctrico y profesor en la Universidad de Comillas ICADE, calcula que una familia media con contrato en el mercado regulado, vinculado directamente a la evolución de los precios mayoristas diarios, pagó el mes pasado 53 euros en su recibo eléctrico. Fue un 22 % más barato que el de hace justo doce meses (de 68,28) y el más bajo de todos los abonados en el último año y medio, pues hay que remontarse a mayo del 2021 para encontrar una cifra similar. Entonces fue de 53,18. Los cálculos elaborados por el experto sirven para un perfil de contrato de 4,4 kilovatios de potencia contratada y un consumo de 200 kilovatios hora al mes.

Como recuerda Sancha, ese mes del año pasado fue el último antes de que el Gobierno aprobase las primeras rebajas fiscales para que los consumidores afrontasen una crisis de precios energéticos que ya empezaba a dar sus primeras señales de vida. El Ejecutivo acordó en junio del 2021 reducir el IVA de la factura eléctrica del 21 % al 10 %, que meses más tarde, y hasta la actualidad, se redujo de nuevo hasta el 5 %.

Sancha avisa de que ese abaratamiento de la factura de noviembre será efímero. Porque, con la llegada del frío, los consumidores han comenzado ya a demandar más energía para calentarse, un factor que encarece los precios de mercado. Primero los del gas natural y, en consecuencia, también los de la electricidad. Porque el hidrocarburo que se usa para generación eléctrica es el que marca el precio medio que cobrarán todas las tecnologías que venden su producción porque es el más caro de todos. 

El enfriamiento de los precios eléctricos en noviembre se produjo precisamente porque bajó la demanda por las temperaturas suaves que se vivieron a lo largo de ese mes, lo que a su vez provocó una caída de las cotizaciones del gas natural. A esto se sumó una mayor contribución de la energía eólica, que sustituyó a los ciclos combinados de gas.

De acuerdo con los datos aportados por los analistas del grupo ASE de asesoría energética para empresas, los molinos de viento fueron los que más energía eléctrica aportaron al mercado diario en en noviembre, con el 32 % del total, y desplazaron a los ciclos de gas al segundo puesto, con una contribución del 20 %. Además, la generación eólica de noviembre fue la más alta desde febrero pasado. 

La clave para el abaratamiento de la electricidad fue que, gracias al viento, la producción con gas fue un 33 % más baja y, a menor participación del hidrocarburo, menor precio final de mercado. Porque, aunque se aplica un mecanismo que limita el coste del gas para generación (de 40 euros por megavatio hora, que a partir del 15 de diciembre será de 45), los ciclos reciben una compensación que cubre el precio real de mercado del gas. Como aportaron menos gracias al viento, también cobraron menos. Según José Luis Sancha, ese tope al gas impidió que el precio mayorista de la electricidad fuese un 13 % más alto en noviembre. Así, el megavatio hora se cotizó a 123,63 euros de media mensual, un 24,18 % más bajo que en octubre y un 36,1 % por debajo del registro anotado hace un año. 

Además, tal y como puso de relieve el experto de Comillas, el mecanismo, que estará en vigor hasta finales de mayo del 2023, acumula desde su entrada en vigor (el 15 de junio) un ahorro de 3.806 millones de euros. Es el dinero que han dejado de cobrar el resto de las tecnologías que no son los ciclos de gas. El mecanismo lo que hace es que solo esas últimas centrales se benefician de los elevados precios del hidrocarburo y no todas.

Sancha prevé que los precios eléctricos vuelvan a subir a medida que vaya aumentando el consumo energético por el frío y sea más necesario recurrir al gas para cubrir toda la demanda. De hecho, esto ya ha empezado a pasar. En los últimos diez días de noviembre, los precios del gas en España han pasado de mantenerse en torno a entre 40 y 50 euros por megavatio hora a superar los 100 el pasado día 30, alertaron desde el grupo ASE.

Duchas a 35 grados y cursos de conducción eficiente: estas son las medidas de ahorro que propone el Gobierno a hogares y empresas

C. Porteiro

El plan de ahorro energético que ha aprobado este martes el Consejo de Ministros incluye una ristra de recomendaciones a Administraciones públicas, hogares y empresas. Ninguna es de obligado cumplimiento, aunque el Ejecutivo señala que pueden ayudar a reducir la factura a final de mes, tanto la de las familias, como la de las fábricas y el propio Estado. No, no le cortarán la luz en las horas pico del día ni le apagarán la televisión a partir de las 22.00 horas. Estos son los cambios de rutinas que se proponen para maximizar el ahorro y luchar contra la crisis energética

Seguir leyendo