El Santander pide garantías al Gobierno para sumarse al pacto hipotecario

La Voz REDACCIÓN / AGENCIAS

ECONOMÍA

Juan Carlos Hidalgo | EFE

La entidad asegura que no firmará si se pone en peligro la salud y solidez del mercado en el futuro

22 nov 2022 . Actualizado a las 12:18 h.

El Banco Santander no se sumará al pacto hipotecario promovido por el Gobierno para flexibilizar el pago de los préstamos si no hay garantías de estabilidad.

Lo ha confirmado esta mañana su consejero delegado, José Antonio Álvarez, quien asegura que algunas de las medidas que se barajan en el acuerdo entre el Gobierno y el sector bancario tendrán un impacto sobre las provisiones que realiza el sector, porque cuando se produce alguna extensión o alargamiento del crédito «siempre» se traslada a las provisiones, según Europa Press. 

Aunque la intención del banco es adherirse al acuerdo, de carácter voluntario, José Antonio Álvarez ha aclarado que «no vamos a firmar si vemos que el mercado hipotecario, en el futuro, no es sano y sólido».

Discrepancias

¿Qué dudas alberga la entidad? El banco, presidido por Ana Patricia Botín, alega que, en función de cómo se realice la refinanciación en el momento de la extensión «puede impactar o no en la cifra de provisiones, y no solo ahí, sino también en el consumo de capital del negocio hipotecario».

Tras su intervención en el XXIX Encuentro del Sector Financiero organizado por la empresa Deloitte y el diario ABC, José Antonio Álvarez reconoció que todavía se pueden producir «pequeños cambios» en el acuerdo. Y es que todavía se están discutiendo «aspectos muy técnicos», entre ellos, lo relativo a la clasificación de los créditos. Al respecto, ha explicado que, una vez los clientes se clasifican como stage 3 o morosos, tendrán dificultades para acceder al crédito en el futuro. «Esto es un tema que tenemos que cuidar», ha asegurado.

Álvarez también ha señalado que el porcentaje de hipotecados afectados por la subida de tipos es «muy bajo», teniendo en cuenta además el menor número de hipotecas a tipo variable firmadas en los últimos años. «En los últimos cinco o seis años, el 60 % o 70 % de las hipotecas han sido a tipo fijo, que son las hipotecas que tienen más riesgo debido a que son jóvenes. Una vez que se ha pagado la hipoteca en los siete primeros años, después es mucho más fácil», ha afirmado.

En las últimas horas, algunas asociaciones de consumidores también han manifestado sus críticas hacia el acuerdo cuyo cumplimiento es voluntario.

Gobierno y banca llegan a un acuerdo para facilitar el pago de las hipotecas

José María Camarero

A falta de pulir los últimos detalles con las patronales bancarias y el Banco de España, el Ministerio de Asuntos Económicos informó, casi a medianoche de ayer, que ya tiene cerrado el paquete de medidas de alivio hipotecario que el Consejo de Ministros aprobará en su reunión de este martes para mitigar el impacto en las economías domésticas del alza del euríbor, que en el último año ha pasado del -0,5 % al casi 3 % que roza en la actualidad.

Según los cálculos del departamento que dirige Nadia Calviño, hasta un millón de familias (de los 3,7 millones con hipotecas variables que hay en el país) se podrán beneficiar de las medidas para rebajar la carga financiera de sus préstamos. El acuerdo con la banca permitirá ampliar el catálogo de opciones para la reestructuración de la deuda, estableciendo dos niveles de alivio en función de la renta de las familias.

Seguir leyendo