La Agencia Tributaria ultima un plan para eliminar las multas por errores involuntarios en la declaración de la renta

Clara Alba MADRID / COLPISA

ECONOMÍA

Miguel Osés | EFE

La inflación ya supone más de un 20 % del aumento de la recaudación

21 nov 2022 . Actualizado a las 19:45 h.

La directora de la Agencia Tributaria, Soledad Fernández, anunció que el organismo trabaja ya para incorporar el conocido como derecho a rectificación del error al ordenamiento jurídico. Un paso que, entre otras cosas, facilitaría que los contribuyentes puedan corregir posibles fallos involuntarios cuando realizan su declaración de la renta. Actualmente, el simple hecho de confirmar el borrador con un dato incorrecto puede acarrear una sanción de 150 euros. Si ese desliz implica que el Estado pierda ingresos, la multa puede ser mayor. Y también existe castigo para otro tipo de despistes como presentar documentación fuera de plazo o calcular mal una bonificación. Como en muchos de estos fallos menores no existe intención de defraudar al fisco, la Agencia Tributaria permitirá que sean los propios contribuyentes, previo aviso de la administración, los que puedan subsanar sus errores.

Mientras, la recaudación por impuestos sigue marcando cifras récord mes a mes, en un ejercicio en el que la inflación está teniendo un efecto más que positivo para los ingresos extra del Estado. Soledad Fernández insistió en que una cuarta parte del aumento de la recaudación hasta agosto (unos 7.000 millones) se debió al alza de los precios. Según los últimos datos del organismo, entre enero y septiembre los ingresos tributarios ascendieron a 181.830 millones, unos 28.000 millones más que el año anterior. Eso implicaría, bajo esa estimación de Hacienda que un 20 % de ese extra viene del efecto inflacionista, que unos 6.000 millones proceden a esa fecha de la inflación

Durante una comparecencia en el Congreso de los Diputados, Fernández explicó que este efecto impacta de forma diferente en función de las figuras, siendo el IVA -ligado íntimamente al consumo- el que se ha visto más favorecido por la espiral alcista de precios. La propia Agencia Tributaria indica en su último informe mensual que «los ingresos por IVA hasta septiembre crecieron un 19,6 % como consecuencia de la mejora del gasto y del incremento de los precios», recordando que «el IPC aumentó un 8,2 % entre noviembre del 2021 y julio del 2022», que es el período que comprende la recaudación del IVA hasta septiembre. 

Además de la inflación, la buena evolución del empleo también ha contribuido a reforzar los ingresos por IRPF. En concreto, las retenciones del trabajo crecieron en septiembre un 12,7 % en el año gracias a la creación de empleo, las subidas de salarios y pensiones y el incremento del tipo efectivo que esas subidas conllevan.