El Gobierno se abre a reunirse con los transportistas y reconoce «margen de mejora»

Edurne Martínez MADRID / COLPISA

ECONOMÍA

ALBERTO LÓPEZ

Asegura que «hará lo necesario» para evitar la huelga

08 nov 2022 . Actualizado a las 18:44 h.

La huelga convocada por la Plataforma en Defensa del Transporte del pasado mes de marzo supuso tantas pérdidas económicas y logísticas ese mes que el Gobierno no está dispuesto a que se vuelva a repetir a un mes de que comience la campaña navideña. Por ello, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, aseguró este martes que «hará lo necesario» para evitar el paro indefinido que han convocado los mismos transportistas a partir del próximo lunes.

Aunque la responsable de Transportes dijo en declaraciones a Telecinco que «no tiene sentido» en este momento un a huelga de esta magnitud y advirtió de que eso «no beneficia a nadie, ni dentro ni fuera del sector», se abrió a reunirse con los transportistas convocantes para hablar sobre el decreto que, en opinión de los trabajadores, no se está cumpliendo.

Manuel Hernández, presidente de la plataforma, confirmó ayer que por el momento no han recibido ninguna llamada del ministerio para dicha reunión. Y aseguró que están dispuestos a «levantar el pie» y desconvocar la huelga si hay un «compromiso claro» por parte del Gobierno de cumplir con la ley de costes que se acordó el pasado marzo tras 20 días de intensas movilizaciones según la cual se prohíbe a los camiones trabajar a pérdidas.

Hernández denuncia que esta situación se sigue produciendo siete meses más tarde agravada ahora por el incremento de los costes que siguen sufriendo los transportistas y que cifró en un 30 % más que hace un año. Y que, por ello, han desaparecido casi 250 empresas del sector en los últimos meses, según sus datos.

Esta reunión entre la Plataforma y Raquel Sánchez sería la segunda en lo que va de año, después de que la ministra accediera, en pleno paro de marzo, hablar con ellos tras mucha insistencia por parte de los convocantes. Después de esa reunión, asegura Hernández, han mantenido algunas otras pero sin presencia de la ministra.

En esta ocasión el ministerio se ha abierto a dialogar con ellos desde un primer momento, aunque en su opinión «se han cumplido todos y cada uno de los acuerdos» a los que llegó con el sector, y Sánchez recordó que el decreto que mejoraba las condiciones de los transportistas se aprobó en agosto, por lo que es posible que «aún no se hayan desplegado todos sus efectos».

Por ello, reconoce que hay «margen de mejora» en dicho decreto, pero insistió en que si el sector aprecia incumplimientos del mismo lo que debe hacer es denunciarlo ante los servicios de inspección identificando al infractor, pues con carácter general esto «no se está haciendo» y hace difícil imponer las sanciones correspondientes. 

Bonificación de 20 céntimos

Mientras, y a poco más de mes y medio para que acabe el año y decaigan buena parte de las medidas anticrisis aprobadas a lo largo del 2022, el Gobierno sigue estudiando qué hacer con una de las más importantes desde el punto de vista social y económico: la bonificación de 20 céntimos de euro por litro en el repostaje de combustibles para todos los usuarios y sin límite. En este sentido, Raquel Sánchez, ha desvelado que el Ejecutivo está «a punto» de tomar esa decisión, que se conocerá «en unas semanas».

En octubre, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, avanzó que hasta final de año, el Ejecutivo iba a evaluar si mantendrá para toda la población la bonificación del precio de los carburantes o si «es mejor centrarse en algún colectivo o algún sector».

Los transportistas amenazan con volver a paralizar el país con una nueva huelga

La Voz

La Plataforma Nacional en Defensa del Transporte vuelve a amenazar con paralizar el país con una nueva huelga. La agrupación de autónomos y pequeñas empresas del transporte —que consiguió colapsar el sector de la distribución durante el mes de marzo con la convocatoria de un paro que se alargó durante varias semanas— arrancó ayer una votación en sus delegaciones provinciales con la que pretende sondear a sus asociados sobre una posible reanudación de sus protestas. El colectivo ya intentó convocar un paro a finales de junio, pero entonces la mayoría apostó por seguir negociando.

Seguir leyendo