La fábrica de Maersk costará dos veces más que las otras siete que tramita la Xunta

f. fernández REDACCIÓN

ECONOMÍA

Amr Abdallah Dalsh | REUTERS

Está presupuestada en 2.000 millones, frente a 1.200 de los otros proyectos

05 nov 2022 . Actualizado a las 13:32 h.

El megaproyecto de la segunda mayor naviera del mundo para convertir España en uno de sus grandes centros de fabricación y distribución de metanol renovable para avanzar en la descarbonización de su flota, compuesta por más de 700 navíos, ha revolucionado el sector marítimo y energético gallego. Porque Galicia es, junto con Andalucía, una de las ubicaciones elegidas por Maersk para construir una de las dos plantas españolas. Tiene previsto invertir 10.000 millones en total, el 40 % de los cuales, es decir, 4.000 millones, se dedicarán a ejecutar las factoría. El resto lo destinará a promover los parques eólicos y solares que precisará para aprovisionarse de la electricidad renovable necesaria para producir hidrógeno renovable, primero, y, a partir de él, metanol. Así que la fábrica gallega (situada previsiblemente en el puerto exterior de A Coruña) se llevará la mitad de esos 4.000 millones. Eso supondrá que la inversión de Maersk en la comunidad (de 2.000 millones) multiplicará por dos la prevista por los promotores de los otros siete proyectos para elaborar y suministrar hidrógeno y metanol renovables en Galicia que tramita la Xunta en la actualidad.

Según datos facilitados por la Consellería de Economía, el Gobierno autónomo gestiona siete iniciativas que suman 1.200 millones de inversión. Cinco de ellas consisten en la construcción de fábricas, que ya han pasado por el Consello de la Xunta para obtener las declaraciones bien como proyectos industriales estratégicos, bien como iniciativas empresariales prioritarias. Ambas figuras garantizan una reducción a la mitad de los plazos de tramitación. Otros dos proyectos más en manos de la Xunta consisten en la instalación de puntos de dispensado de hidrógeno renovable en los puertos de Vigo y de A Coruña, que suman 14,6 millones de euros.

Los proyectos son:

  • Reganosa y EDP (As Pontes): planta de hidrógeno verde, 156 millones.
  • Forestal del Atlántico (Mugardos): planta de hidrógeno verde, 131 millones. 
  • Iberdrola y Foresa (Caldas de Reis): planta de metanol verde, 40 millones. 
  • Iberdrola y Foresa (Begonte): planta de metanol verde, 500 millones. 
  • Armonía Green Galicia (Punta Langosteira-A Coruña): planta de producción y almacenamiento de hidrógeno y amoníaco verde, 383 millones. 
  • Autoridad Portuaria de Vigo y Anfaco (Vigo): punto de generación y dispensado de hidrógeno verde, 6 millones. 
  • Enerfin (Punta Langosteira-A Coruña): hidrogenera, 8,6 millones.

Con el de Maersk, la ciudad herculina se convertirá en uno de los epicentros gallegos del desarrollo de gases renovables, con tres proyectos, al que podría sumarse un cuarto firmado por el fondo Blackstone, que ha solicitado una concesión al Puerto para construir una fábrica de hidrógeno y amoníaco verdes. Este de Blackstone no ha llegado todavía al Consello de la Xunta.

Además, las fábricas de neumáticos de Sentury Tire (As Pontes) y de fibras textiles de Altri (Palas de Rei) tienen previsto utilizar hidrógeno renovable como combustible.

En la hoja de ruta de la Xunta

Los gases renovables se perfilan como la industria del futuro para Galicia por la abundancia de recursos naturales (energías renovables y agua) y desempeñan un papel protagonista tanto en la estrategia de las empresas como de la propia Xunta. En la hoja de ruta para el 2030, la que denomina Axenda Enerxética 2030, el Gobierno autónomo se propone convertir la comunidad en un gran centro generador de biocombustibles y, en particular, de hidrógeno renovable, a partir del cual se elaboran los demás, como el metanol. El objetivo de la Xunta es que dentro de ocho años se fabriquen en Galicia 100.000 toneladas al año de esa fuente de energía para su uso en la industria, la movilidad, el almacenamiento o la cogeneración. Pero el proyecto de Maersk hará saltar por los aires ese objetivo, pues se propone fabricar en España dos millones de toneladas anuales a repartir entre Galicia y Andalucía.

El presidente gallego, Alfonso Rueda, anunció este viernes que los responsables de Maersk se han puesto ya en contacto con la Xunta para concertar una reunión. En ella «agardamos coñecer máis detalles», aclaró. De momento, Rueda avanzó «toda a colaboración da Xunta para que este investimento sexa unha realidade».

Luis Miguel Varela: «Galicia lo tiene todo para producir gases renovables en abundancia»

F. Fernández

Luis Miguel Varela es catedrático de Física en la USC y gerente de la Asociación Gallega del Hidrógeno, que promueve el impulso de esa tecnología en la comunidad.

—¿Conocían el proyecto de Maersk?

—No, no. Pero será el más grande de los que yo conozco, necesitará un gigavatio de electrolizadores en las dos plantas y captura de dióxido de carbono, así que tendrá que hacerse cerca de una refinería, una cementera, una siderúrgica...

—Así que construir la fábrica de metanol en el puerto exterior de A Coruña tiene sentido.

—Desde el punto de vista de la lógica del proyecto tendría todo el sentido que estuviese en A Coruña, con conexión al mar.

Seguir leyendo