La CEOE se desmarca de un preacuerdo con Trabajo para que los becarios coticen

Colpisa / Lucía Palacios

ECONOMÍA

XOAN CARLOS GIL

Los sindicatos, que darán en los próximos días su sí definitivo, valoran positivamente una norma que otorgará a los estudiantes derechos como la compensación por los gastos y limita su número en función del tamaño de la empresa

18 oct 2022 . Actualizado a las 09:15 h.

Nuevo revés del Gobierno en el diálogo social. La CEOE se descolgó este lunes del principio de acuerdo que alcanzó el Ministerio de Trabajo con los sindicatos para poner en marcha el Estatuto del Becario que obligará a las empresas y a las universidades a cotizar por todos los estudiantes que realicen prácticas, aunque se tratará de una cuantía mínima, de unos 20 euros al mes, ya que se plantean bonificaciones en las cuotas de hasta el 90%. Así lo confirmaron a este periódico fuentes de los sindicatos presentes en la reunión que mantuvieron este lunes, así como de la patronal, aunque el departamento dirigido por Yolanda Díaz lo negó y señaló que la negociación aún sigue abierta, a falta de cerrar unas cuestiones «técnicas».

UGT, tras el encuentro en el que se cerró el texto definitivo de la nueva norma que limita el número de becarios en función del tamaño de la empresa, anunció que se había alcanzado un «principio de acuerdo» con el Gobierno que tendrán que someterlo a una votación en sus órganos internos en los próximos días. De igual manera, CC.OO. reconoció que el documento les parece bien aunque será la ejecutiva la encargada de dar su sí final.

La organización liderada por Pepe Álvarez valoró que la norma concede «un catálogo de derechos importantísimo y vanguardista en nuestro país, en la línea de lo que demanda Europa», como compensar a los jóvenes por los gastos derivados del trabajo, permitirles ausentarse para acudir al médico, a exámenes u otro tipo de pruebas o dotarles de un plan formativo individualizado, entre otras. UGT señaló que el nuevo estatuto «persigue y acaba con las principales modalidades de fraude creadas en torno a esta figura», así como destacó que «delimita perfectamente la línea entre acción formativa y trabajo productivo con un ámbito de aplicación muy definido».

Tensas relaciones

El no de la CEOE llega en un momento en el que las relaciones entre los empresarios y el Gobierno están muy tensas y precisamente apenas unas horas después de que la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, acusara a la patronal de «bloquear la negociación colectiva», y, más concretamente, el Estatuto del Becario. «La patronal española tiene que decidir si opta por un modelo europeo, como el que diseña la Reforma Laboral y por tanto el conjunto de los países europeos hacia un modelo de formación dual, o si el señor Garamendi se posiciona en los modelos basados en la precariedad», advirtió Díaz, que aseguró que desde su departamento llevan desde antes del verano intentando cerrar un acuerdo con la patronal para aprobar el Estatuto del Becario.

El no de la CEOE a esta norma, tras el enfado por la subida por sorpresa de un 8,6 % de las bases máximas, se suma a otros previos como la última subida del salario mínimo o el nuevo mecanismo de equidad intergeneracional (MEI). Así, su apoyo a la segunda fase de la reforma de las pensiones parece más que complicado.