El presidente de Extremadura también cede y anuncia la mayor bajada de tasas y precios públicos de la historia

La Voz REDACCIÓN / AGENCIAS

ECONOMÍA

EUROPA PRESS

El socialista Fernández Vara detalló que los extremeños pagarán un 25 % menos por pasar la ITV y que reducirá un 50 % las tasas de comedores escolares y las de las licencias de caza y pesca

29 sep 2022 . Actualizado a las 11:08 h.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, anunció este jueves que la próxima semana propondrá al PP, en la negociación de los presupuestos regionales para el 2023, la mayor bajada de la historia de las tasas y precios públicos para aliviar la carga de las familias.

En concreto, ha detallado que el próximo año se pagaría un 25 % menos por pasar la inspección técnica de vehículos (ITV) y se reducirían un 50 % las tasas de comedores escolares y aulas matinales, las de las licencias de caza y pesca, y la de la tarjeta de transporte subvencionada, entre otras, y que en otras muchas se llegaría al 100 %.

En contestación a una pregunta del PP, en la sesión plenaria de la Asamblea de Extremadura, Fernández Vara ha asegurado que la rebaja no afectará a los servicios esenciales porque no toca los impuestos que los financian.

El presidente extremeño cede finalmente después de haber asegurado en varias ocasiones que no participaría en esta «guerra de impuestos», tal y como él calificó el debate fiscal que se ha avivado estas últimas semanas. De hecho, ayer mismo, el barón socialista aseguraba que «será algo interesante de ver en el futuro» la negociación de un nuevo modelo de financiación autonómica, «con comunidades autónomas que irán obviamente allí a solicitar más recursos y previamente han reducido sus ingresos a través de según qué medidas».

Mientras el goteo de comunidades autónomas que anuncian bajadas impositivas sigue aumentando, el Gobierno central ha conseguido cerrar ya su nuevo paquete fiscal, unas medidas que la propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero, desgranará este mismo jueves en una rueda de prensa. Incluirá un nuevo impuesto para las grandes fortunas y, aunque se desconocen el resto de políticas, los socios han negociado medidas de alivio fiscal para las rentas bajas y una bajada del impuesto de sociedades para las pymes. 

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, es uno de los barones que estudia aplicar rebajas fiscales.

Los barones del PSOE dejan solo al Gobierno en su batalla contra el PP por la fiscalidad

Gonzalo Bareño

El movimiento del presidente valenciano Ximo Puig al anunciar una rebaja del IRPF, alineándose así con las comunidades del PP, ha roto el discurso del Gobierno en la batalla fiscal contra los populares. Pero no solo la Comunidad Valenciana, sino también otras cuatro autonomías gobernadas por el PSOECastilla-La Mancha, Aragón, Canarias y Navarra— planean una bajada de los impuestos en el IRPF, a pesar de que el Gobierno considera que no es el momento de hacerlo porque la reducción en la recaudación afecta a las prestaciones sociales necesarias para hacer frente a la crisis provocada por la guerra de Ucrania.

Seguir leyendo