La factura del gas de un hogar alemán subirá 480 euros más al año

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

CLEMENS BILAN | EFE

El Gobierno autoriza el cobro de un suplemento para cubrir el 90 % de los gastos extra de los importadores hasta abril del 2024

15 ago 2022 . Actualizado a las 16:25 h.

Una semana después de que el Gobierno alemán anunciara un plan de ayudas y rebajas fiscales de 10.000 millones de euros, el coordinador de área del mercado del gas en Alemania, Trading Hub Europe (THE), ha admitido que a partir del próximo 1 de octubre el precio del gas para industrias y hogares se incrementará. 

Lo hizo este lunes, después de que el Gobierno alemán haya autorizado el cobro de un suplemento que se aplicará a empresas del sector para que estas lo transfieran al precio final que ofrecen a los clientes. Así se cubrirá el coste extraordinario que están asumiendo por la reducción del suministro de gas procedente de Rusia, según recoge Efe. 

¿Qué supondrá este suplemento para las familias alemanas? Según informaron los medios alemanes, para un hogar tipo, un sobrecoste de hasta 480 euros al año, 570 euros si se le aplica al suplemento un IVA del 19 %, algo que todavía está por determinar.

El objetivo de la tasa, destacó el Ministerio de Economía en un comunicado, es «garantizar el suministro de gas a los ciudadanos y a la economía en el marco de la crisis energética alemana y europea causada de forma deliberada por la agresión rusa contra Ucrania». Hay poco gas y se paga más caro. 

«No es ni mucho menos un paso sencillo,» declaró el ministro de Economía, el ecologista Robert Habeck, en referencia al suplemento, «pero es necesario para mantener en pie el abastecimiento de calefacción y energía en los hogares privados y en la economía», justificó.

No obstante, aseguró que la subida de precios se verá acompañada de medidas adicionales para aliviar la carga que supone la situación para «los que tienen poco».

Compensar a las rentas bajas

Habeck recordó que el Gobierno de coalición ya ha acordado varios pasos en este sentido, entre ellos autorizar un suplemento para las ayudas al alquiler, pero agregó que en su opinión son necesarios gestos adicionales.

Además, el ministro subrayó que el Ejecutivo no tiene intención de usar la subida del precio del gas para obtener más ingresos a través del IVA y se comprometió a «encontrar una vía» para esta subida no suponga una carga todavía mayor para los ciudadanos.

Habeck recordó que el detonante de la situación es la «escasez energética creada artificialmente» por Rusia, a la que acusó de reducir el flujo de gas a través del gasoducto Nord Stream 1 por motivos políticos.

Ello obliga a los importadores alemanes a comprar gas de otros proveedores a precios mucho mayores, lo que les causa en parte pérdidas que podrían llevarlas a la insolvencia y ocasionar cortes de suministro, señaló Habeck.

La aplicación del suplemento -diseñado para cubrir hasta el 90 % de los gastos extraordinarios de los importadores- estará restringida hasta el 1 de abril del 2024. Hasta entonces, su importe puede ser revisado y actualizado cada tres meses para reflejar la evolución de dichos gastos.

El Gobierno alemán dará prioridad al transporte de carbón y petróleo en la red ferroviaria

La Voz

El nivel de las aguas del Rin, una de las vías fluviales más importantes de Europa, volvió a descender este lunes a causa de la sequía, lo que dificulta cada vez más la navegación y el transporte de materias primas.

En Emmerich, en el oeste de Alemania, cerca de la frontera con Países Bajos, se registró hoy un nivel de tan solo cuatro centímetros, con lo que se batió el récord histórico de siete centímetros de otoño del 2018, según informó la Administración de Vías Fluviales y Navegación (WSV) de Alemania.

Seguir leyendo