La fábricas españolas bajan su producción por primera vez tras el covid

L. P. MADRID / COLPISA

ECONOMÍA

cedida

Algunas empresas prevén una recesión en la segunda mitad del año

01 ago 2022 . Actualizado a las 18:59 h.

Las fábricas españolas comienzan a parar sus máquinas empujadas por la crisis energética, que está provocando unos costes de producción que no se veían desde hace décadas. Así se desprende del indicador PMI de manufacturas de España de julio publicado ayer por S&P, que bajó desde los 52,6 del mes anterior hasta los 48,7 puntos, por lo que se sitúa por primera vez desde mayo del 2020 por debajo del umbral de los 50 puntos que separa el crecimiento de la contracción.

El deterioro del sector industrial es consecuencia, en gran medida, de una caída considerable de los nuevos pedidos en un momento de fuertes presiones inflacionistas e incertidumbre económica generalizada.

Las empresas encuestadas informaron de que las ventas se han desplomado debido a un entorno cada vez más incierto, y algunas empresas prevén una recesión en la segunda mitad del año, según explica S&P, que advierte que los altos precios también afectaron la demanda, mientras que factores similares conllevaron a una disminución comparable en los nuevos pedidos para la exportación.

La alta inflación, la guerra en curso en Ucrania y los temores de un frenazo económico que pueda incluso derivar en recesión económica en los últimos meses del 2022 están socavando el optimismo. Dichas preocupaciones se trasladaron también a las decisiones de contratación, ya que el nivel de empleo cayó en julio por primera vez en diecisiete meses.

«Las empresas están cada vez más preocupadas por la continuación de la recesión económica en los próximos meses y, por ello, están tomando posiciones cada vez más defensivas, tal y como lo demuestran los recortes de empleo, de los inventarios y de las compras», apuntó Paul Smith, director de Economía de S&P Global Market Intelligence.

Pymes en problemas

En esta misma línea, la patronal de las pequeñas y medianas empresas, Cepyme, advirtió este lunes de que las pymes españolas están activando ya sus propios planes de contingencia para hacer frente al fuerte incremento de costes, lo que está provocando una reducción de los márgenes de la mayoría de las compañías. «El encarecimiento de la energía, sumado especialmente al fuerte aumento de los precios de las materias primas, merma la capacidad de producción y de funcionamiento de las pymes españolas», señaló la organización.

Ante esta situación de incertidumbre, la patronal avisa de que las empresas ya han empezado a tomar medidas, como la de ajustar sus horarios ante el aumento del precio de la energía, reestructurar sus planes de producción, incluso con cierres temporales parciales o totales de parte de sus cadenas, y ajustar los stocks de mercancía.

Las pymes españolas activan planes de contingencia por el incremento de los costes

La Voz

 

La inflación no da tregua. Ni tan siquiera en la época estival, tradicionalmente más relajada para empresas y negocios. Los costes de producción todavía se sitúan en umbrales inusualmente altos y muy difíciles de recordar en las últimas décadas. Eso está empujando a buena parte del tejido productivo a tomar medidas de contingencia para sobrellevar los próximos meses. 

Es el caso de las pequeñas y medianas empresas (pymes), que integran el 98 % de la telaraña empresarial española. Según su principal patronal, Cepyme, la gran mayoría están activando sus propios planes para hacer frente al fuerte incremento de costes. Un alza que está reduciendo los ya escasos márgenes de beneficio con los que contaban en comparación con empresas del mismo tamaño de países vecinos, como Francia o Alemania. «El encarecimiento de la energía, sumado especialmente al fuerte aumento de los precios de las materias primas, merma la capacidad de producción y de funcionamiento de las pymes españolas», ha señalado la asociación, según recoge Europa Press.

Seguir leyendo