La construcción creó 2.300 empleos en Galicia, pero faltan aún 300 para recuperar el nivel prepandemia

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Sandra Alonso

Albañil, peón y electricista, los puestos más demandados

13 may 2022 . Actualizado a las 20:05 h.

Pese al impacto de la crisis de suministros y la subida de precios de las principales materias primas, que disparó presupuestos y hasta paralizó obras, el sector de la construcción cerró el pasado ejercicio con un fuerte repunte de la actividad que se tradujo en una intensa creación de empleo. Así se refleja en el Boletín Anual de Estadísticas del Sector en Galicia que publicó ayer el Observatorio Industrial de la Construcción. Según el informe, la cifra de trabajadores en el sector se elevó un 3,2 % en la comunidad, hasta los 77.833 (unos 2.300 más que en el ejercicio anterior). De ellos, 50.513 son asalariados y los otros 27.320, autónomos. Pese a esa recuperación, la cifra de trabajadores gallegos vinculados al ladrillo todavía está un 0,4 % respecto al 2019, por lo que faltarían unos 300 puestos adicionales para volver a niveles prepandemia. Un hito que ya se ha alcanzado en el resto de España y, dentro de Galicia, solo en la provincia de Pontevedra.

En total, las empresas del sector realizaron un total de 41.703 contratos el año pasado en Galicia, con un incremento del 15,6 % respecto al primer año de la crisis sanitaria, pero por debajo de los valores previos a esta.

Según datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), la ocupación más demandada sigue siendo la de albañil, con 8.641 contratos (más de uno de cada cinco), seguida de los peones de la construcción (4.440) y electricistas y afines (2.679). Las que más aumentan respecto al ejercicio previo son las de oficiales, operarios y artesanos de otros oficios no clasificados bajo otros epígrafes (55,6 %) y encofradores y operarios de puesta en obra de hormigón (un 22,3 %).