Los sueldos de los directivos del Ibex rebotan tras la pandemia

J. M. C. MADRID / COLPISA

ECONOMÍA

Javier Lizón | efe

La mayoría de los ejecutivos recuperan la remuneración previa a la crisis por el alza de beneficios

24 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Los presidentes y consejeros delegados de las 35 grandes empresas cotizadas españolas volvieron a percibir durante el año pasado el sueldo, los bonus variables y aportaciones a planes de pensiones, entre otros muchos conceptos, que tenían antes de la pandemia. En términos generales, casi todos han recuperado la remuneración que perdieron durante el año del confinamiento por el cerrojazo a la actividad empresarial y las consecuencias que aquella hibernación provocó en las cuentas de sus respectivas corporaciones. En el 2021, la retribución conjunta superó los 139 millones de euros. Es casi la misma cifra que en el 2020. Sin embargo, hay que tener en cuenta el efecto estadístico que provoca un caso particular, el del presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales: su retribución se multiplicó aquel año por siete al cobrar un plan plurianual pendiente, lo que elevó a su vez la cuantía de todo el Ibex. Sin ese caso, habrían sido 104 millones comparados con los casi 140 actuales, una cifra muy similar a la del 2019. Esta es solo una de las peculiaridades de la laberíntica radiografía de las remuneraciones de los ejecutivos del Ibex 35, comunicadas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en los informes de retribución. El parón se ha reactivado al mismo ritmo que lo han hecho los resultados de las compañías.

El año pasado, aún siete firmas acabaron en números rojos frente a las 11 empresas que tuvieron pérdidas el anterior. El resto cerraron en positivo. Y, lo que es más importante para los sueldos de sus primeros espadas, mejoraron sus resultados. Esa es la clave que explica cómo las retribuciones se incrementaron a lo largo del 2021. La parte variable —el conocido como bonus— condiciona esta evolución. Los sueldos de los consejeros delegados, fundamentalmente, está ligada a la obtención de buenos resultados.

La mayoría de los ejecutivos tienen condicionadas sus retribuciones a objetivos a corto plazo, aunque la CNMV recomienda en su Código de Buen Gobierno que estos bonus deben pagarse «cuando se ha comprobado suficientemente que se han cumplido las condiciones de rendimiento» cuyos criterios deben ser públicos en los informes anuales. Incluida la posibilidad de aplazar una parte de esta retribución si no se colman las expectativas. Entre los 10 ejecutivos del Ibex con mejores remuneraciones, todos han incrementado su retribución en el 2021, a excepción de Entrecanales. Y, al mismo tiempo las cuentas de sus empresas también han mejorado, hasta llegar al récord de 58.500 millones de euros. Entre ellos se situó el ya expresidente de Inditex, Pablo Isla, quien ingresó 12,4 millones, más del doble que en el ejercicio anterior. El ejecutivo, que estuvo una década al frente de la compañía textil, la abandonó el 1 de abril con una indemnización que superará los 23 millones. En esta lista del Ibex, en la que se incluye un ejecutivo por compañía, no aparecen perfiles que sí figuraban el año anterior en otras empresas, como el ahora presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, que en el 2021 percibió 1,6 millones, tres veces más que cuando encabezaba Bankia. Los datos remitidos al supervisor bursátil ya incorporan una comparación con las variaciones en los sueldos de los empleados. De media, estos subieron un 4,5%. Aunque la cifra presenta muchos peros. En siete grupos, los salarios disminuyeron. Lo hicieron de forma más acusada en empresas muy impactadas por las restricciones, como IAG (un 31 % menos) o Amadeus (un 12 % menos). En una veintena larga de corporaciones los sueldos aumentaron, con las diferencias habituales de las políticas de recursos humanos. En general, estas plantillas ganaron, de media, unos 55.000 euros anuales. De nuevo, fue el sector inmobiliario, con casos como Inmobiliaria Colonial o Merlin, el que ofreció mejores sueldos a sus trabajadores.