Óscar Otero: «Creo en la suerte, pero, eso sí, siempre hay que salir a buscarla»

Sofía Vázquez
Sofía Vázquez REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

El director general de Densoplast asegura que la empresa, muy joven, no reparte dividendos, los invierte

05 mar 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Óscar Otero Taín nació en Silleda (29 de octubre de 1978), tiene dos hijos y «un hermano de distinta madre», Felipe Iglesias, con el que constituyó Densoplast en el 2016. Se estremece cuando recuerda los primeros momentos, muy duros. Recuerda un día en el que él y su socio estaban a las 12 de la noche en la empresa, frente al ordenador, callados. El silencio se podía cortar. Tenían vértigo de lo que les depararía el futuro. Se fueron a casa y a las 6 de la mañana volvieron a verse en la puerta de la compañía: «Hay que seguir adelante». Lo hicieron y llegó la pandemia, que les propulsó en el mercado.

—Los plásticos no se llevan, ya no están de moda.

—Eso es lo que dicen, pero no tienen que ser un problema para el medio ambiente si se usan de manera correcta. El plástico es material reciclable, por lo que su impacto medioambiental es... En mi opinión, lo importante es la concienciación de las personas: qué hacemos con el plástico después de haberlo utilizado. Tenemos que ser conscientes de por qué se forman mares de plástico. Debemos de cerrar el ciclo. Es un hecho: nosotros ya estamos trabajando no con materiales reciclables, sino con materiales reciclados. El 50 % de nuestra producción lleva entre un 25 y un 100 % de material reciclado.

—Ustedes fabrican envases. Soplan botellas a través de distintas tecnologías. También hacen elementos de cierre como tapones, tapas... ¿Cree que tienen futuro teniendo en cuenta la que está cayendo?