El bono al alquiler tendrá un impacto de hasta 900 euros en el IRPF

Clara Alba MADRID / COLPISA

ECONOMÍA

ALBERTO LÓPEZ

Gestha calcula que con un sueldo medio de 16.419 euros al año, la declaración saldrá a pagar incluso con ayudas autonómicas

28 ene 2022 . Actualizado a las 19:19 h.

El nuevo bono joven al alquiler, que estará dotado con 250 euros mensuales durante dos años para los inquilinos que cumplan ciertos requisitos, tendrá una 'cara B' en la declaración de la renta para algunos de sus beneficiarios. Desde el sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha) recuerdan que la ayuda constituye una ganancia patrimonial, por lo que habrá que incluirla en la declaración correspondiente a 2022, que comenzará a realizarse a partir de abril del 2023.

La obligación de declarar el bono, para el que el Gobierno ha destinado un presupuesto de 200 millones de euros este año, puede surgir incluso aunque los rendimientos del trabajo no superen el límite establecido para rendir cuentas con Hacienda: 22.000 euros anuales o 14.000 cuando hay más de un pagador.

La Ley del IRPF también exige que las ayudas públicas que superen los 1.000 euros anuales también presenten la declaración. Algo que sucederá si alguno de los beneficiarios cobra la cantidad máxima del bono joven durante más de cuatro meses. Es decir, solo se librarán de justificar su ayuda ante la Agencia Tributaria aquellos que cobren un máximo de 83,33 euros al mes del bono.