¿Si El Corte Inglés saliese a Bolsa usted compraría acciones?

ECONOMÍA

María Pedreda

Los expertos lo consideran un movimiento natural que dará visibilidad nacional e internacional a la empresa.

23 ene 2022 . Actualizado a las 09:15 h.

Una, dos y... a la tercera puede ir la vencida. De la salida a Bolsa de El Corte Inglés se lleva hablando desde hace años. Quizá porque la compañía tiene vocación de hacerlo y así parece figurar en su plan estratégico, que habrá compartido con Mutua Madrileña firma que, tras el desembolso de 550 millones, comprará el 50,01 % de la filial de seguros de la gran cadena de distribución. Pasará entonces a estar controlada e integrada en el grupo empresarial asegurador. La alianza incluye también el desarrollo del negocio de gestión de activos, a través de un acuerdo por el que Mutuactivos, la mayor gestora independiente de España, distribuirá sus fondos de inversión entre la base de clientes de El Corte Inglés. En paralelo, la empresa compradora desenfundará otros 555 millones para hacerse con el 8 % del capital, con lo que se está valorando a El Corte Inglés en casi 7.000 millones de euros.

El espaldarazo final a la entrada de la aseguradora tendrá lugar este miércoles, cuando se celebrará un consejo de administración extraordinario. Allí estarán sentados la fundación Ramón Areces, con el 37,38 % del capital; Cartera de Valores Iasa, con el 17,18 %; Primefin, sociedad del jeque Al Thani (10,33 %); Corporación Ceslar (9 %) y Cartera Mancor (7,5 %). El resto del capital lo mantienen accionistas minoritarios y autocartera.

Todos ellos volverán a abordar el plan. Los pasos parecen tener como objetivo ganar músculo y hacerse más atractivo en el mercado, consolidarse como empresa líder en el retail y poner en valor todos los negocios complementarios, demostrar que es capaz de captar socios de prestigio e incrementar el nivel de competitividad. El compromiso de El Corte Inglés con Mutua Madrileña, según publicó Expansión, es salir a Bolsa en 6 años y abrir así la puerta a que, en cualquier momento, disponga de una ventana que dará liquidez al desembolso de 555 millones vinculados al capital. Una acción lógica —y habitual en el mercado— si la firma que preside Ignacio Garralda no quiere estar atada a lo que podría equivaler a bonos perpetuos. De este compromiso se beneficiaría también el jeque Al Thani, que fue el primer inversor externo a la familia Areces y a los históricos vinculados con la empresa.