Escrivá estudiará incentivar a los funcionarios que se jubilen más allá de los 60 años

Lucía Palacios MADRID / COLPISA

ECONOMÍA

El sindicato CSIF pide una subida de la pensión del 5 % por cada año que retrasen el retiro

19 ene 2022 . Actualizado a las 19:21 h.

Posible nueva vuelta de tuerca a la jubilación. El Ministerio de Seguridad Social estudiará nuevos incentivos para retrasar la edad de retiro efectiva, en este caso de los funcionarios de clases pasivas que prolonguen su vida laboral más allá de los 60 años.

Así al menos lo indicó ayer el sindicato de empleados públicos CSIF, después de una reunión mantenida con altos cargos del departamento liderado por  José Luis Escrivá. Desde el ministerio sostienen que «analizarán», como hacen siempre, todas y cada una de las medidas que les presenten. La propuesta de la central pasa por incentivar con un 5 % adicional en la pensión por cada año que el personal de clases pasivas decida prorrogar su vida laboral más allá de los 60.

Cabe recordar que los funcionarios que pertenecen a este régimen pueden jubilarse voluntariamente a partir de los 60 con el 100 % de su pensión siempre y cuando cumplan ciertos requisitos, como son haber cotizado durante 30 años, haber prestado un período mínimo de servicios al Estado de 15 años y, además, haber trabajado durante los cinco años previos al retiro para la Administración. En todo caso, se trata de un régimen en vías de extinción, puesto que ya desde el 2011 está cerrado y ningún nuevo funcionario puede integrarse en él, aunque todavía aglutina a más de 800.000 personas —según estimaciones de CSIF—, que son profesores, militares de carrera, jueces, fiscales e incluso presidentes, vicepresidentes, ministros y otros cargos políticos.