PharmaMar avanza hacia el mercado con su antitumoral de los 1.000 millones de euros

m. s. d. VIGO / LA VOZ

ECONOMÍA

BENITO ORDÓÑEZ

Inició esta semana el ensayo clínico que busca recabar los datos necesarios para obtener la aprobación definitiva en Estados Unidos del antitumoral Zepzelca

14 dic 2021 . Actualizado a las 18:19 h.

Antes de inventar Yondelis —el primer medicamento contra el cáncer de patente española que se vende en 90 países—, PharmaMar se llamaba Zeltia, tenía su sede social en Vigo y de su planta química de O Porriño ya salían productos innovadores y superventas, como Casa Jardín ZZ, Kill Paff o Hechicera. Ayer, aquella compañía especializada en matar mosquitos —y ahora volcada en combatir males mayores— dio un nuevo giro hacia un mercado en el que a la vuelta de dos años espera facturar más de 1.000 millones de euros.

La compañía que preside José María Fernández Sousa y su socio Jazz Pharmaceutical inició ayer el ensayo clínico que busca recabar los datos necesarios para obtener la aprobación definitiva en Estados Unidos del antitumoral Zepzelca.

El medicamento, además, ha ido conquistando otros mercados. En el 2021, Zepzelca recibió la autorización de comercialización en Emiratos Árabes Unidos, Canadá, Australia y Singapur. «Se esperan otras autorizaciones de comercialización en el 2022 y en el futuro», explicó PharmaMar.

Exclusividad

La hoja de ruta está trazada. Si las cosas van bien, durante los 10 años siguientes a la autorización de comercialización de Zepzelca, el grupo de origen gallego (ahora asentado en su totalidad en Madrid) se beneficiará de su exclusividad en el mercado, ya que al tratarse de un medicamento huérfano (así se designa a los compuestos que tratan dolencias para las que no existe alternativa médica) los ensayos de otros laboratorios directamente competidores no podrán comercializarse. El registro en EE.UU. antes que en Europa ha permitido al grupo aumentar su cartera de inversores americanos.