Trabajo usará la inteligencia artificial para detectar abusos en las ofertas de empleo

Ana Balseiro
ana balseiro MADRID / LA VOZ

ECONOMÍA

MARCOS MÍGUEZ

La futura ley hará del SEPE una agencia que centralizará las vacantes

03 dic 2021 . Actualizado a las 20:02 h.

Comienza la cuenta atrás para que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se transforme en la Agencia Española del Empleo y se materialice una de las grandes reformas estructurales pendientes del mercado laboral, la de la modernización de los servicios de colocación. El Consejo de Ministros aprobó ayer el anteproyecto de ley de empleo con el que pretende dar cumplimiento al compromiso adquirido con Bruselas, que lleva tiempo tirando a España de las orejas por sus deficientes políticas activas de empleo, y con las advertencias de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que le afeaba la dificultad de medir la eficacia real de dichas políticas.

Así lo defendió en la rueda de prensa posterior al Consejo la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, desgranando sus claves, que pivotan sobre el protagonismo que la agencia tendrá a la hora de mejorar la ayuda personalizada a quienes buscan empleo —con especial atención a los colectivos considerados prioritarios, como jóvenes, discapacitados o migrantes, entre otros—, pero también al resto de trabajadores, a los que pretende acompañar en toda la vida laboral en su proceso de recualificación. Los servicios que prestará la futura agencia incluirán, además de a los trabajadores, también a las empresas.

En este sentido, Díaz explicó que en la reconversión del SEPE para agilizar y optimizar la prestación de servicios, será fundamental su «transformación digital» (se destinarán 150 millones), que colocará a la agencia a la vanguardia de la intermediación laboral se refiere.

No solo habrá más transparencia —tanto las empresas como las agencias privadas de colocación y todas las entidades públicas estarán obligadas a comunicarle sus vacantes, convirtiéndose así en una enorme Infojobs pública—, sino que también utilizará la inteligencia artificial para detectar y «corregir» abusos en las ofertas de empleo. «Hoy es difícil hacer seguimiento de las ofertas, y en algunas se produce discriminación, ya sea directa o indirecta, más sibilina. Ahora, igual que estamos haciendo con la Inspección, usaremos la inteligencia artificial para ser capaces de destapar cualquier discriminación (por edad, sexo, etnia, etc.) que se produzca. Incluyendo las promopciones y los ascensos», abundó la vicepresidenta.

Se trata de «conocer exactamente qué está pasando en el mercado de trabajo», por lo que habrá una «gran unidad de datos» que será como «un pulmón» que «nos permitirá cambiar lo que hay en la actualidad». El modelo en el que se ha inspirado el Ejecutivo es el alemán.

Tutorización para los parados

Ofrecerá, además, un catálogo de servicios que se centrará en perfiles individualizados y en una tutorización personal de quienes estén buscando empleo —serán objeto de seguimiento y evaluación continua y recibirán, al menos una vez al año, una oferta de trabajo adecuada a sus condiciones—, así como asesoramiento para el autoemplo y el emprendimiento. «Por primera vez, desde la Agencia Española del Empleo, vamos a dar asesoramiento y acompañar en todo el proceso y hasta el final, con recursos públicos, a todas esas personas que tengan un proyecto empresarial», subrayó la ministra.

La puesta en marcha de la agencia no tendrá ningún coste adicional para el ciudadano «por encima de lo presupuestado», dijo Díaz, que cifró en 7.500 millones para el 2022 la partida para políticas activas de empleo, que también dirigirá el nuevo organismo. Se mantendrá también la conferencia sectorial de empleo, en la que, además de las comunidades autónomas, se incorporará a las administraciones locales, que tendrán margen para desarrollar políticas propias, con personal y presupuesto correspondientes.