El abogado general del TJUE cierra la puerta a pedir indemnizaciones al Santander por la liquidación del Banco Popular

Cristina Porteiro
C. Porteiro REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

BENITO ORDOÑEZ

Alega que el interés público por garantizar la estabilidad bancaria prevalece sobre el interés de sus 300.000 accionistas

02 dic 2021 . Actualizado a las 12:36 h.

La liquidación del Banco Popular y su venta al precio simbólico de un euro al Banco Santander el 7 de junio del 2017 fueron precedidas de la misma controversia que sigue generando cuatro años después su purga, la primera a manos del recién estrenado Mecanismo Único de Resolución. 

Más allá de valorar si las pérdidas que tuvieron que asumir los accionistas fueron mayores con ese nuevo sistema de las que habrían tenido que encajar con el marco de rescate ordinario, los afectados siguen litigando para exigir que el Santander, quien absorbió la entidad quebrada, les indemnice y restituya el capital con intereses que habían depositado en el banco incluso en fechas próximas a su caída. Alegan que la entidad extinta amplió su capital social emitiendo un folleto en el que se daba información falsa sobre su estado de salud, por lo que creen que se deberían anular las operaciones de compra. 

En Galicia, alguna sentencia les ha sido favorable. El pasado 14 de marzo del 2021, el Juzgado de Primera Instancia número tres de Pontevedra anuló la inversión que hizo en su día un particular para comprar acciones del Banco Popular, obligando al Banco Santander a devolverle más de 507.700 euros. ¿Qué supone para el Santander? El deber de reembolsar el dinero que se invirtió en acciones, los intereses y abonar las costas. La sentencia, abierta a recurso, generó gran controversia. La misma que ya había generado en la Audiencia Provincial de A Coruña, que tuvo que consultar al Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) para poder valorar casos similares.