La electricidad, a merced del gas

Juan Antonio Martínez ANALISTA DE MERCADOS ENERGÉTICOS DE GRUPO ASE

ECONOMÍA

JOSE PARDO

01 nov 2021 . Actualizado a las 05:01 h.

El precio de la electricidad ha superado los 200 euros el megavatio hora. Detrás de este histórico encarecimiento, que preocupa a los hogares y pone en jaque a las empresas, está el gas. No es un hecho aislado, sino un fenómeno global. ¿Qué nos ha traído hasta aquí y cómo saldremos? El gas ha cobrado un gran protagonismo en la transición energética. Hasta hace poco, competía con el carbón, al que los objetivos de reducción de emisiones han desplazado porque contamina el doble. 

¿No hay tecnologías más baratas? Existen y las usamos. Nuestro mercado eléctrico diario es marginalista. Según la demanda estimada, se aceptan ofertas de producción. Hora a hora, van entrando por orden de precio, de menor a mayor. La última tecnología en entrar fija el precio de esa hora. Este sistema se usa en Europa y en la mayor parte de los países desarrollados. Los ciclos combinados de gas entran al final porque sus costes de producción implican ofertas caras. Ahora mucho más caras. La escalada que ha sufrido su precio, junto a los derechos de emisión, ha disparado sus costes. El nivel de sus ofertas, a las que tenemos que recurrir para atender la demanda eléctrica, explican el precio actual.

La nuclear produce todo el tiempo. Sus ofertas son muy baratas porque las centrales o venden o pierden. Lo mismo ocurre con eólica o fotovoltaica, pero de forma intermitente. Su potencia instalada en España ha crecido un 16,2 % en los dos últimos años y se espera que mantenga ese ritmo. Pero deben resolver la irregularidad en su producción, mejorando su capacidad de almacenamiento para mantener estable su oferta.