Compensar a los pensionistas en enero por la desviación de la inflación costará 1.900 millones

Ana Balseiro
A. BALSEIRO MADRID / LA VOZ

ECONOMÍA

Jesús Hellín | Europa Press

Escrivá defiende la reducción de la aportación máxima a los planes individuales de pensiones porque potenciará los de empresa

15 oct 2021 . Actualizado a las 09:30 h.

El mismo día que el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmaba que los precios se dispararon en septiembre un 4 % interanual, espoleados principalmente por el coste desenfrenado de la luz, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ponía cifra a la factura que la subida de la inflación supondrá para las arcas públicas, ya que en enero tendrá que compensar a los pensionistas por la desviación para que no pierdan poder adquisitivo. Serán unos 1.900 millones de euros adicionales para un IPC que el ministro estimó en el 2,35 %.

Para saber la cifra definitiva habrá que esperar a noviembre, ya que con la última reforma del sistema de pensiones, la revalorización anual de las prestaciones vuelve a hacerse con el IPC, en concreto con la inflación media de los últimos doce meses tomados noviembre sobre noviembre.

Cabe recordar que este año las pensiones -según lo recogido en los Presupuestos del 2021- subieron un 0,9 %, de modo que en enero deberá compensarse a los jubilados por la diferencia que los precios hayan acumulado realmente, y que el Gobierno estima entre el 2,2 y el 2,3 %.