El parón de las fábricas deja el mercado sin coches nuevos y dispara los usados

Manoli Sío Dopeso
m. sío dopeso VIGO / LA VOZ

ECONOMÍA

M. MORALEJO

El desabastecimiento de modelos por falta de microchips vacía los expositores

03 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Es el mejor momento para comprarse un coche nuevo y, sin embargo, hacerse con un flamante vehículo recién matriculado nunca ha sido tan complicado. Es buen momento, porque a partir de enero subirán los precios, una vez finalizada la moratoria al incremento del impuesto de matriculación en función de los nuevos baremos de emisiones. Y también es oportuno porque es en el último trimestre cuando las marcas ofrecen sus mejores descuentos para cumplir unos objetivos de ventas que, tal como anda el mercado, están lejos de las expectativas (el gallego va cayendo un 7 % respecto al fatídico 2020, marcado por la pandemia). Además, si el modelo elegido es un eléctrico, el comprador tiene el aliciente añadido de las ayudas del plan Moves (hasta 9.000 euros).

Pero resulta que no hay coches nuevos. Las sucesivas paradas de producción de las fábricas de todo el mundo -y con más énfasis en Europa-, provocadas por la crisis de desabastecimiento de componentes electrónicos se saldan, en lo que va de año, con la pérdida de 8,21 millones los vehículos (contando turismos, camiones, autobuses y motocicletas) que se han dejado de ensamblar, según la consultora global AutoForecast Solutions.

En España, segundo productor de Europa y octavo del mundo, la fabricación de vehículos registró en el primer semestre un retroceso del 21,6 % en comparación con el mismo período del 2019; es decir, 300.000 coches menos, situándose en 1,2 millones de unidades. De dicha cantidad, según cálculos del sector, más de 150.000 unidades no se han podido ensamblar por la falta de piezas, de los que 70.000 tendrían que haber salido de la fábrica gallega de Stellantis Vigo.