La lusa Altri será la que gestione la planta gallega de fibras textiles que aspira a ayudas europeas

Cristina Porteiro
c. porteiro REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Impulsa Galicia calcula que el proyecto exigirá 800 millones de inversión y podrá sostener 1.500 empleos directos

01 oct 2021 . Actualizado a las 19:50 h.

La planta de fibras textiles sostenibles está llamada a «convertir los bosques gallegos, dos millones de hectáreas, en un proyecto tractor nacional para España», anunció en enero el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo. Eso si llegan las ayudas europeas del Next Generation EU y, con ellas, los 800 millones de euros de inversión que requiere su construcción.

No se sabe ni dónde se ubicará ni quiénes formarán parte de la operación, pero sí se conoce quién explotará el negocio. Se trata de Altri, una empresa portuguesa dedicada a la transformación de papel y energía. Será este rival de la española Ence la encargada de convertir la madera gallega en fibras vegetales con las que se fabricarán nuestras prendas de vestir e impulsar el reciclaje de las mismas, cerrando el círculo de la economía circular.

Lo confirmó este viernes Impulsa Galicia, la sociedad integrada por la Xunta, Abanca, Reganosa y Sogama encargada de la selección, que fue abierta a competidores españoles y extranjeros. Solo cuatro firmas resultaron finalistas. «O líder industrial escollido, que nas seguintes fases explorará alianzas con toda a cadea de valor do sector forestal galego, comprométese a custear o deseño e desenvolvemento da iniciativa ata levala ao momento do investimento», señala la sociedad en un comunicado.