Los funcionarios ganan 3.500 euros más al año que hace una década

Cristina Porteiro
c. porteiro REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

César Toimil

Exigen un extra de 1.380 euros en el 2022 para compensar el IPC y los recortes

24 sep 2021 . Actualizado a las 09:38 h.

Ganan más que la media de los trabajadores españoles, tienen un gran poder negociador, pero también han sufrido los rigores de la última crisis. Los casi tres millones de empleados públicos que hay en España evocan los años de recorte y congelación salarial para reclamar doce años después, tras una larga pandemia y con los precios al alza (3,3 %), que se les devuelva el poder adquisitivo arrebatado.

El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), Miguel Borra, ha hecho públicos los planes del sindicato de cara a las negociaciones de los Presupuestos Generales del Estado para el 2022: los funcionarios exigen una subida salarial paralela a la inflación y un alza extra del 1,5 % para ese año y el 2023, con el fin de recuperar el poder de compra que perdieron con la crisis. A esta demanda habría que sumar, según fuentes del sindicato, una paguilla extra para remendar el agujero que dejará el IPC en sus rentas del 2021. Mientras sus salarios crecieron un 0,9 %, los precios (un 3,3 % más altos) podrían cerrar el año con subidas del 1,9 %, como mínimo.

Coste de 6.181 millones

Atender a todas estas demandas exigiría desembolsar en el 2022 hasta 10.114 millones de euros de las arcas del Estado -si el IPC se mantiene en el entorno del 3,3 %- y un mínimo de 6.181 millones si se cumple la previsión del Ejecutivo y los precios se relajan en el último tramo del año hasta el 1,9 %.