Industria promete soluciones «a corto plazo» para la crisis de los microchips

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

J.J. Guillén

Bruselas pretende elevar la producción de semiconductores en la UE del 10 al 20 %

22 sep 2021 . Actualizado a las 16:15 h.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, se ha comprometido este miércoles en el Congreso a llevar a la próxima reunión del Consejo de Competitividad «propuestas» para «dar una solución a corto plazo» a la ya enquistada crisis de suministro de semiconductores y materias primas en la industria. Entre ellas, facilitar los mecanismos de flexibilidad interna, como los ERTE, con el objetivo de evitar ajustes de plantilla, como la anunciada por Stellantis en su planta de Vigo, que afectará a 900 trabajadores

La falta de microchips, semiconductores varios y piezas ha puesto contra las cuerdas a la industria de la automoción española, que se ha visto obligada a ejecutar parones periódicos en las líneas de producción de las factorías, tanto las de Stellantis, como de Seat, Ford y Mercedes

La ministra, consciente del peso que tiene en la industria, ha tratado de calmar los ánimos de los diputados de territorios donde el sector del automóvil tiene gran arraigo, como el País Vasco. A preguntas del PNV, Maroto recordó que la Comisión Europea tiene planes para poder elevar la producción europea de semiconductores del 10 al 20 % y reducir así el problema «problema de soberanía tecnológica» en Europa, que «requiere apoyo público» e «inversión importante», según recoge Europa Press. 

Escudo social en las fábricas

La respuesta de Maroto no convenció a la portavoz económica del PNV, Idoia Sagastizabal, quien lamentó que las medidas en el ámbito comunitario «son medidas a medio plazo» y que proyectos como las fábricas de baterías «no se ponen de la noche a la mañana». Por ello, ha pedido al Gobierno que «presione a Bruselas para aumentar el suministro de semiconductores desde Asia» y que acelere la puesta en marcha de un escudo social para «por lo menos, aminorar los despidos y fomentar la formación de los trabajadores afectados»

El problema de falta de materias primas «va camino de ser estructural», denunció. Algo que podría echar al traste los planes del Gobierno para desarrollar proyectos de vehículos eléctricos y conectados, vehículos que necesitan microchips, pero también materias primas que China está acaparando, como litio o níquel: «Son materiales escasos, y que se concentran en países con gran inestabilidad sociopolítica», deslizó Sagastizabal antes de pedir al Gobierno planes claros para «recuperar materiales críticos de esos microchips» porque «ahí puede haber nicho de mercado».

Stellantis Vigo

La crisis de los microchips se lleva por delante 900 empleos de Stellantis Vigo

M. Sío Dopeso

Lejos de ceder, la crisis provocada por el desabastecimiento mundial de microchips arrecia en el centro de producción de Stellantis en Vigo, que ayer anunció una de las medidas más drásticas forzadas por una situación que dura ya más de un año. La factoría ha decidido suspender de forma temporal el turno de trabajo de fin de semana en el sistema 2 de montaje, en el que se producen las furgonetas Peugeot Partner Rifter, Citroën Berlingo, Grand C4 SpaceTourer, Opel Combo y Toyota Proace City.

La medida supone una vuelta de tuerca a la pérdida de producción provocada por la falta de componentes electrónicos que supera ya las 70.000 unidades en lo que va de año. Pero las peores consecuencias recaen esta vez sobre el empleo.

Seguir leyendo