Feijoo apela al Estado para que el motor gallego tenga acceso a fondos europeos

Manoli Sío Dopeso
m. sío dopeso VIGO / LA VOZ

ECONOMÍA

M.MORALEJO

La inversión de 1.300 millones, vital para el sector, está excluida del reparto

20 sep 2021 . Actualizado a las 21:57 h.

Hay alarma, preocupación y hasta incredulidad en la automoción gallega, inexplicablemente excluida del PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado que prevé movilizar 24.000 millones de euros en tres años.

Stellantis Vigo pilota con el Clúster de Empresas de Automoción de Galicia (CEAGA) y el Centro tecnológico de Automoción (CTAG) la más potente de cuantas iniciativas aspiran en Galicia a obtener los fondos de recuperación Next Generation, con una inversión prevista de más de 1.300 millones de euros y la creación de 900 empleos. En ella están integradas 130 empresas que tienen en la actualidad 24.000 trabajadores, y está diseñada para ejecutar a muy corto plazo. Tanto las inversiones como los empleos previstos son para los próximos tres años. Pero, inesperadamente, este proyecto se ha quedado fuera del plan estratégico sectorial de la automoción, que acaparan proyectos liderados por Cataluña, con Seat al frente; y Aragón, en este caso pilotada por Stellantis Zaragoza.

La preocupación ha llegado también a la Administración gallega, atada de pies y manos por el Ministerio de Industria, que se ha arrogado todas las competencias del reparto de los fondos que llaman a la puerta del departamento de Reyes Maroto.