La luz se derrumba sin tanta losa fiscal

f. fernández REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Eduardo Parra

El plan de choque del Gobierno para contener el precio eléctrico desdibuja los tramos horarios de la factura doméstica y la diferencia entre horas punta y valle se reduce a menos de la mitad

17 sep 2021 . Actualizado a las 09:12 h.

El Consejo de Ministros aprobó el martes un paquete de medidas de urgencia para abaratar de inmediato la factura de la luz que pagan los consumidores. De momento, de forma temporal, hasta el 31 de diciembre. El objetivo era que pagasen en cada recibo mensual hasta un 30 % menos hasta fin de año, sumando la rebaja del IVA a la electricidad del 21 al 10 % en vigor desde el 26 de junio. El Boletín Oficial del Estado publicó el miércoles el plan de choque, en forma de real decreto ley, con lo cual, entró en vigor este jueves. Y, efectivamente, ha surtido un efecto instantáneo. Las pronunciadas curvas que dibujaban los tramos horarios -sobre todo el punta, con las ocho horas más caras del día- casi se han aplanado de un día para otro y los precios de cada uno de ellos se han aproximado. Tanto que la distancia entre la franja alta de la tabla (la punta) y la más baja (valle) se ha reducido en un abrir y cerrar de ojos en más de la mitad. Así, el miércoles, el precio medio diario de las horas más caras estaba un 40 % por encima que el de las más asequibles; el jueves, la diferencia era de solo un 15 %.

Conclusión: que ya no es tan necesario como hasta ahora estar pendiente del reloj para poner a funcionar la lavadora o el lavavajillas. Aunque no hay que descuidarse, menos cuando se avecina el otoño y, con él, la necesidad de encender la calefacción.

Además de allanarse la curva de precios diarios, el importe del término de energía de la factura (la parte variable de la misma) también se desplomó de forma importante del miércoles al jueves. Al menos el tramo punta, que cayó un 25 %; el llano, un discreto -0,8 %; y, en cambio, el valle se encareció un 7,8 %. Eso ocurrió pese a que el precio del mercado mayorista de electricidad batió este jueves su hasta ahora último récord histórico diario: 188 euros el megavatio hora, frente a los 172 del miércoles, un incremento del 9 %. Pero, pese a esa cruz -que afloja su peso este viernes hasta los 166 euros-, la factura doméstica se derrumbó.