«Mis inquilinos se marcharon y ya no puedo cobrarles la factura de la luz»

paula avendaño / M. M. REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Paula Avendaño

Reclamaciones en las oficinas de Naturgy por el retraso en la emisión de los recibos

16 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Es la tercera vez que María Suárez se acerca a la oficina que Naturgy tiene en el centro de A Coruña. Ninguna de las tres visitas tuvo final feliz. María tiene un inmueble que habitualmente destina al alquiler. Sus inquilinos son, por lo tanto, los encargados de abonar el importe de las facturas de la luz, entre otras cosas. Pero los últimos abandonaron la casa hace ya tres meses y se fueron sin poder pagarlas. Porque no llegan. El motivo es un supuesto fallo en los sistemas informáticos de la distribuidora que está provocando retrasos de varios meses en la emisión de facturas.

«¿Cómo les reclamo yo el dinero si ya se han marchado?», se queja María. Ahora deberá pagarlas ella. Pero tampoco sabe cuándo: «He venido aquí varias veces y solo me dicen que lo sienten, pero que hubo un error en toda España». La pasada primavera todas las compañías eléctricas reprogramaron sus contadores para adaptarlos al nuevo sistema de tramos que entró en vigor el 1 de junio. Los de Unión Fenosa de Distribución (UFS), filial de Naturgy y principal distribuidora de Galicia, presentaron problemas técnicos, de ahí los retrasos.

Marcos Rodríguez tendrá que fraccionar el pago de la luz los últimos cuatro meses cuando llegue el recibo.
Marcos Rodríguez tendrá que fraccionar el pago de la luz los últimos cuatro meses cuando llegue el recibo. Paula Avendaño

Tampoco le llegan las facturas a Marcos Rodríguez. Este joven coruñés lleva cuatro meses sin que en su buzón aparezca el recibo correspondiente. Antes le llegaba cada mes y medio o cada dos, como máximo. La luz lleva semana encadenando récords histórico y Marcos tiene miedo del importe al que tendrá que hacer frente. En Naturgy le ofrecerán fraccionar los pagos cuando llegue el momento, «es la única solución que me dan, pero de las facturas no sé nada, dicen que ya llegarán», relata este cliente. La compañía alega que se trata de «una causa externa», explica Marcos: «Si yo me quedo sin trabajo y no puedo pagarles, también sería una causa externa y ellos me cortarían la luz igualmente».