El teletrabajo amenaza con elevar la conflicitividad laboral en los tribunales

paula avendaño REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Enric Fontcuberta

La normativa, en vigor desde el otoño pasado, tiene muchas lagunas

15 sep 2021 . Actualizado a las 08:37 h.

La pandemia impuso el teletrabajo hace casi año y medio, y el Gobierno se apresuró a regularlo. La ley correspondiente entró en vigor el otoño pasado, pero son muchas las cuestiones que la normativa ha dejado sin resolver. Por eso los expertos avisan: empiezan a surgir múltiples conflictos que pueden acabar en los tribunales.

La norma define el trabajo a distancia como aquel que se realice, como mínimo, durante un 30 % de la jornada laboral. Además, los que lo hagan desde casa tendrán exactamente los mismos derechos que los que lo hacen de manera presencial.

Pero de la redacción de la ley surgen otras preguntas. ¿Qué gastos debe pagar la empresa?, ¿Cuál es el horario para teletrabajar? Para responderlas se exige específicamente la firma de un acuerdo entre empleados y empresa. Ahí debe incluirse todo: los gastos que pasa a tener el trabajador por el hecho de prestar servicios a distancia, el control de horario, la prevención de riesgos... Y, de la negociación de estos acuerdos, surgen precisamente las primeras tiranteces.